Secretario ejecutivo del Fonac: Operación Honduras Solidaria es positiva y tiene resultados palpables

  • “Hubo apertura para poder auditar de manera precisa cada una de las fases de este proceso”, destaca Omar Rivera.
  • Fonac, iglesias, organizaciones sociales y comunitarias han sido veedores de entrega de alimentos a la población.

 

Tegucigalpa, 16 de junio. La Operación Honduras Solidaria es “un esfuerzo institucional positivo y con resultados palpables” con la entrega de alimentos a familias vulnerables por la cuarentena por covid-19, afirmó hoy el secretario ejecutivo del Foro Nacional de Convergencia (Fonac), Omar Rivera.

Rivera se refirió al respecto durante la presentación por videoconferencia de un informe y rendición de cuentas de la Operación Honduras Solidaria, de la cual el Fonac, las iglesias y otros organismos de la sociedad civil han sido veedores para verificar su transparencia.

En la presentación del informe también participaron el presidente Juan Orlando Hernández y los comisionados para la entrega de alimentos, Arnaldo Bueso y Luis Colindres.

“Este ha sido un gran esfuerzo interinstitucional y lo valoramos como positivo, con amplia participación ciudadana y con resultados positivos palpables en las personas más pobres y vulnerables del país”, indicó Rivera.

“Sin duda alguna, este esfuerzo noble de ayudar a los más desprovistos lo acompañamos”, añadió.

“Creemos”, manifestó Rivera, “que es responsabilidad nuestra garantizar que los recursos que se han puesto a disposición de esta Operación Honduras Solidaria fueran adecuadamente utilizados, focalizados de una manera pertinente y entregados en tiempo y forma a quienes en este momento la están pasando peor”.

Apertura a las auditorías

Rivera afirmó que se realizó una gran labor tanto en el modelo centralizado, bajo el esquema casa por casa, como en el descentralizado, efectuado por los gobiernos municipales, así como el apoyo a los grupos económicos en situación de vulnerabilidad.

Alabó Rivera el liderazgo particular de la iglesia evangélica, así como el aporte de entidades de veeduría social, organizaciones comunitarias como patronatos y juntas de agua, entre otros, para llevar a cabo la  actividad.

 

Destacó que “hubo apertura para poder auditar de manera precisa cada una de las fases de este proceso”.

Rivera recomendó que en la medida que avance el desenlace de la crisis se debe diversificar el apoyo a los sectores que son considerados los más vulnerables o disminuidos.

Puso como ejemplo que se ve con buenos ojos “el hecho de entregar transferencias monetarias a los cuentapropistas, así como “es importante el diseño de programas de empleo temporales, en materia de infraestructura en las distintas comunidades”.