Representante de OPS, Piedad Huerta: “Se debe trabajar unidos para mitigar el avance de la epidemia”

  • Unidad de todos los sectores y aporte de la comunidad son vitales para contener propagación del virus.
  • Solidaridad y comprensión de la comunidad hacia personas afectadas es fundamental, manifiesta Huerta.
  • OPS y OMS trabajan de manera incansable en apoyo al plan de acción del Gobierno hondureño.

 

Tegucigalpa, 11 de marzo. La representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Honduras, Piedad Huerta, afirmó hoy que una vez que se han confirmado los dos primeros casos de coronavirus en el país “se debe trabajar todos unidos para mitigar el avance de la epidemia”.

Huerta se refirió al tema en comparecencia de prensa junto al presidente Juan Orlando Hernández, luego de una reunión de trabajo en la que se analizó la situación después de confirmarse los dos casos de la enfermedad.

La funcionaria internacional recordó que se ha estado trabajando arduamente desde el primer aviso dado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre este brote y se ha trabajado de manera incansable para elaborar el plan de acción que cubra todas las fases para el abordaje de una epidemia.

Explicó Huerta que el Covid-19 es un nuevo virus que ha traído muchas enseñanzas y ha permitido conocerlo y ver sus variaciones conforme pasa de un país a otro, y refirió que hasta el momento se han presentado más de 120.000 casos en el mundo, con más de 4.000 muertes.

“Era de esperarse que tarde o temprano iba a llegar a Honduras y ahora que está aquí se debe trabajar todos unidos para mitigar el avance de la epidemia en el país”, exhortó.

La comunidad, punto importante

La representante de la OPS refirió que la comunidad “es uno de los elementos más importantes y fundamentales para detener el avance de la epidemia en el país, por medio de la puesta en práctica de las medidas de higiene que se tienen que reforzar dentro y fuera del hogar, en los centros de trabajo y en las acciones que hacemos”.

Del mismo modo, en la participación activa de todos los trabajadores de la salud, de cualquier nivel; es importante que se protejan a sí mismos y apliquen las medidas de higiene de seguridad que bien conocen.

Huerta mencionó que es muy importante la solidaridad: “Es importante que comprendamos que este virus es de potencial infeccioso y que cualquiera de nosotros puede estar enfermo en algún momento dado; tratemos a los demás como queremos ser tratados”.

“La comprensión de la comunidad para con las personas afectadas es fundamental”, manifestó Huerta.

Explicó que en Honduras ahora se pasa a la implementación de la segunda fase del plan de acción para el abordaje de la epidemia y al haber dos casos ya  corresponde pasar a la mitigación, es decir, detener a como dé lugar la propagación del Covid-19 en el país.

En esta fase es importante la participación de toda la población, que los contactos con personas sospechosas de tener el virus se puedan reportar a la Secretaría de Salud para que puedan ser evaluados y puedan tomarse las medidas necesarias para detener la transmisión, para atenderles en caso de que sean portadores y contener la transmisión, agregó.

Alejando dudas

Huerta dijo que, acorde a la experiencia que ha dejado el coronavirus, y el contagio mayor que se dio en China con más de 80.000 casos, “tenemos claro que el 80 u 81 por ciento de la población que pueda desarrollar la enfermedad va a desarrollar una enfermedad tipo leve o como si fuera una gripe corriente”.

Sin embargo, señaló, esas personas requieren estar en autoaislamiento, después de ser revisadas por los servicios de salud, requieren usar mascarilla y cuidar a los suyos después de cuidarse a sí mismos.

Un 15 por ciento de la población puede desarrollar la enfermedad moderada o severa y es muy importante que acudan a los servicios de salud, y un cinco por ciento puede llegar a experimentar un agravamiento de la enfermedad a un estado crítico, de aquí la importancia de que el Gobierno haya adquirido los aparatos necesarios para atender a estas personas, principalmente a las más vulnerables, subrayó Huerta.

Explicó que tanto la Organización Mundial de la Salud, como la Organización Panamericana de la Salud, siguen brindando toda la cooperación técnica y médica que sea necesaria para enfrentar la epidemia en Honduras.

Precisó que se han hecho donaciones de equipo de protección personal y se busca más equipo de ese tipo para trabajadores de la salud, a la vez que se realizan entregas de reactivos para la elaboración de pruebas de laboratorio necesarias.

Asimismo, se mantiene una estrecha colaboración en las capacitaciones, elaboración de materiales de comunicación, la facilitación y adaptación de guías y protocolos, en fin, lo que haga falta.

“Estamos con ustedes, señor presidente”, le expresó Huerta a Hernández.