Presidente Hernández pide a trabajadores denunciar en el 911 si un patrono no implementa medidas de bioseguridad

  • El gobernante destaca balance positivo del primer día de la reapertura.
  • Exhorta a empresarios a dar buena imagen de que sus negocios acatan normas de bioseguridad.
  • Señala que en mercados persiste mucha gente aglutinada y que se debe seguir ejemplo de Feria del Agricultor.

 

Tegucigalpa, 9 de junio. El presidente Juan Orlando Hernández pidió hoy a los trabajadores en general que denuncien ante el 911 si su patrono, sea de empresa privada o sector gubernamental, no cumple con las medidas de bioseguridad contra el coronavirus establecidas en el periodo de apertura gradual e inteligente de la economía.

Hernández, en Diario Matutino de HRN, destacó algunos hallazgos importantes tras el primer día de la apertura gradual e inteligente de la economía y la entrega de mascarillas que se realiza a nivel nacional.

El mandatario dijo que en la apertura “el comportamiento del hondureño ha ido mejorando en la medida que se han ido afinando las medidas de contención. Creo que el balance fue positivo” en el primer día.

Sin embargo, dijo que no se podía desconocer que “había buses que no estaban llevando las medidas de bioseguridad; por ejemplo, en la costa norte, a estas horas espero que ya hayan identificado ese bus, lo hayan requerido al conductor y la empresa, porque de la manera que lo vimos en fotos y vídeos es un enorme foco de contagio”.

Agregó que “si el empresario, el patrono, sea el Estado u oficina gubernamental, no le presta las medidas de seguridad como corresponde, usted no está obligado, y no lo pueden despedir por eso”.

Explicó que el trabajador “debe llamar al 911 y denuncie, que lo que miramos en ese bus es preocupante, lo que miramos en un taxi es preocupante, y por otro lado los transportistas y los taxistas tienen derecho a ganarse la vida y por eso estamos trabajando en las medidas de bioseguridad, y por ahora les damos un apoyo y un alivio, mientras nos organizamos”.

Hernández dio un mensaje a los empresarios: “Si usted no cuida la imagen de ser un negocio que sigue al pie de la letra las medidas de bioseguridad, los clientes no los van a preferir, porque se va a regar la voz y van a decir que en ese negocio hay peligro de contagio y mejor que no vaya la gente”.

Externó que “se debe ejercer presión social para cuidarnos todos, y el trabajador no tiene la obligación de trabajar en un lugar donde no le presten las medidas de bioseguridad”.

“Esto es responsabilidad del patrono, sea de Gobierno o del sector privado, el responsable es la cabeza de cada institución”, insistió.

Transporte, un gran foco de contagio

Hernández puso como ejemplo que “el transporte en cada ciudad del mundo por donde ya pasó la pandemia es fundamental en el nivel de contagio, y eso es lo grave; el caso es Nueva York, que tuvieron que cerrar el metro de pasajeros, porque fue el primer foco de contagio”.

Mencionó también a Panamá, “que estos días tuvieron que regresar a cuarentena, porque abrieron con todo el transporte sin las medidas de bioseguridad y la gente va tan cerca que, aunque vaya con mascarilla, se complica”,

Asimismo, señaló que ayer en varios de los mercados de Honduras “había mucha gente, demasiado aglutinada, sin el distanciamiento”.

Mascarillas

Por otro lado, dijo que hay un mensaje importante; “creo que con las mascarillas hemos avanzado, la gente se está acostumbrando al hecho de usarla y cuando dije que debíamos ser el primer país de América que iba a entregar mascarillas a la población, creo que lo vamos logrando; el Congreso Nacional nos ayudó con una ley”.

“Adquirimos nueve millones de mascarillas a precio de costo con la maquila, con una tela que tiene tres capas de algodón, y trae un químico que ayuda mucho a matar virus, hongos, y con otras propiedades y se puede lavar y reutilizar, y ese es un gran instrumento de bioseguridad”, indicó.

Apuntó que ante el uso prolongado de la mascarilla “la gente a veces la usa por debajo de la quijada, como barbiquejo, o algunas mujeres la usan en la cabeza como diadema, y así no sirve compatriota, se puede contaminar a otras personas, y encontramos ayer que igual en los mercados no hay distanciamiento”.

“La gente debe entender que esos dos metros de distanciamiento, aunque alguien tenga el virus a esa distancia, y estén platicando, y ambos estén con mascarilla, las posibilidades de contagio son menores”, manifestó.

Hernández refirió que a esta altura de la pandemia se han entregado más de cinco millones de mascarillas, y el mecanismo usado son los alcaldes, y se les ha entregado esa cantidad a una buena parte de los alcaldes del país; “yo esperaría que en esta semana se termine de entregar los nueve millones”.

Refirió que la Policía Nacional, Fuerzas Armadas, Copeco, también andan en un operativo constante de casa en casa, y se requiere en las calles y al que no anda se le entrega; “incluso vamos a entregar por medio de las iglesias, hemos visto que una buena parte de la población la usa, pero queremos que todos la usemos”.

Ordenamiento en mercados

Hernández aseguró que igual en los mercados hay que ordenar un distanciamiento social de los vendedores, porque todos tienen derecho a ganarse la vida, pero deben hacerlo con distanciamiento como se ha venido haciendo en la Feria del Agricultor del Estadio Nacional en Tegucigalpa.

Recordó que el proceso es tal en ese mercado que “sólo hay un portón de entrada y uno de salida, a la gente la fumigan, le toman temperatura, los puestos tienen una buena distancia entre uno y otro, la gente usa gel y todos los que están allí andan con mascarillas; ese es un ejemplo extraordinario de cómo se deben hacer las cosas”.