Presidente Hernández: Palmerola es proyecto de todos y podría convertirse en Zona Económica Especial

Comayagua, 2 de noviembre. Como un proyecto de país, donde “tenemos que estar involucrados todos”, definió hoy el presidente Juan Orlando Hernández la construcción del moderno aeropuerto de Palmerola, ubicado en Comayagua, que podría comenzar a operar en 2021.

El mandatario se reunió en el lugar de construcción de la terminal aérea con alcaldes de la zona central (municipios de Humuya, San Jerónimo, Comayagua, Lamaní, Siguatepeque, San Sebastián, Cane, Ajuterique y la Villa de San Antonio), sector privado y sociedad civil, a quienes invitó a involucrarse en el desarrollo económico y social que traerá este aeropuerto.

La obra, que es construida por la empresa alemana Flughafen Muenchen GmbH (FMG), se encuentra actualmente en un 32 por ciento de avance y comenzará operaciones a mediados del año 2021.

Los encargados de la construcción precisaron que se han generado 600 empleos directos, así como indirectos y que irán en aumento a medida que avance la obra.

La primera fase del moderno aeropuerto, que se comenzó a construir en diciembre de 2016, constará de 39.000 metros cuadrados, parqueos con capacidad de 1.200 vehículos y salas de espera.

La pista tendrá una longitud de 2.440 metros lineales y siete mangas.

La obra ya generó unos 1.109 empleos directos desde que comenzó en 2016, de un total proyectado de 2.000 directos y 8.000 indirectos.

Un proyecto de todos

Después de escuchar a los expositores (alcaldes y constructores) y de hacer un recorrido por lo que será el imponente aeropuerto de Palmerola, el mandatario dijo que “necesitamos hacer un proyecto de todos”.

Insistió en que el aeropuerto “es un proyecto de país y todos tienen que estar alrededor de esto”.

Asimismo, aseguró que Honduras y España, como uno de los principales colaboradores en la construcción de la terminal aérea, “se van a proyectar al mundo” a través de esta obra, financiada en parte con fondos de reconversión de la deuda hondureña con ese país europeo.

En relación al impacto económico y social que traerá el aeropuerto de Palmerola, Hernández consideró que “esto podría ser una Zona Económica Especial”.

“Y es por eso – indicó- que no solo deben de estar (involucrados) los sectores de Gobierno y municipales, sino que la empresa privada y las fuerzas vivas, para que se tenga un impacto positivo”.

El gobernante auguró que el aeropuerto tendrá un impacto logístico en Honduras, El Salvador y los demás países de la región.

“Era una gran anhelo de Comayagua y al final encontramos eco del Gobierno español desde el expresidente Mariano Rajoy y esto lo agradecemos por su apoyo para la construcción de esta obra”, alabó.

Importante interconexión

Hernández destacó la interconexión que tendrá el aeropuerto de Palmerola con el Canal Seco como obra de infraestructura de desarrollo agrícola y de comercio.

Anunció el gobernante que por tarde la obra será entregada y comenzará a operar a mediados del año 2021.

Asimismo, consideró importante la presencia de Honduras Invest en el proyecto en materia de mantenimiento y cuidado de la obra.

“Estamos listos a la par (de alcaldes, sector privado y sociedad civil) para construir un plan maestro en conjunto para desarrollar el Valle de Comayagua”, apuntó.

Para finalizar el presidente Hernández señaló que “estoy entusiasta y contento de lo que he visto con esta obra. Esperamos que se concluya en el 2021 por cuestión de transparencia y eficiencia”.

 

– El aeropuerto de Palmerola está ubicado a 8 kilómetros de Comayagua, a 75 kilómetros de Tegucigalpa y a 170 kilómetros de San Pedro Sula.

– Estará conectado a través de una autopista de cuatro carriles CA-5.

– En comparación con el aeropuerto internacional de Toncontín, tendrá procedimientos de aproximación y despegue más seguros.

– Además, menor altura sobre el nivel del mar, y una pista de mayor longitud y con mayor capacidad de soporte.

– El aeropuerto de Palmerola tendrá un impacto industrial en hotelería, turismo, ordenamiento territorial, carga (aérea y terrestre), servicios logísticos, hospitales, transporte y agroindustria.