Presidente Hernández llama a sectores de salud y educación a construir gran pacto nacional

Basado en el diálogo:

Presidente Hernández llama a sectores de salud y educación a construir gran pacto nacional

 

  • El mandatario sigue abierto a un diálogo de altura, transparente, público y sin condiciones.
  • Maestros, alumnos, padres de familia, médicos, enfermeras, personal técnico y pueblo hondureño serán principales actores del pacto.
  • No existe ni ha existido intención de privatizar y realizar despidos masivos en Salud y Educación.
  • Mayoría de servidores públicos de ambos sistemas están cumpliendo sus labores.

 

Tegucigalpa, 29 de mayo. El presidente Juan Orlando Hernández llamó hoy a los sectores de salud y educación a sentarse a la mesa del diálogo para construir un gran pacto nacional que beneficie al pueblo hondureño.

“Seguimos abiertos al diálogo, porque hablando se entiende la gente. Un diálogo de altura, transparente, público, sin condiciones, sigue siendo nuestra posición”, expuso el titular del Ejecutivo en conferencia de prensa.

En la edificación de ese pacto nacional en salud y educación participarán alumnos, padres de familia, médicos, enfermeras, personal  técnico y el pueblo hondureño y como veedores estarán el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos y la prensa nacional, indicó.

Reafirmó que “si existen dudas o diferencias sobre estos famosos documentos (decretos ejecutivos sobre la transformación de ambos sistemas) yo quiero reafirmar hoy aquí que no existe y ni ha existido la intención de privatizar y de realizar despidos masivos en Salud y Educación como se ha argumentado”.

Por el contrario, aseveró que se necesitan más maestros, médicos, enfermeras, técnicos en Salud, y es “allí adonde queremos ir”.

“Lo que busca el Gobierno es una educación de calidad y un servicio de salud de primera. Hoy lo estamos reafirmando”, subrayó Hernández.

Un pacto con todos los sectores

“Repito: no existe y ni ha existido privatización, ni mucho menos despidos masivos. De lo que se trata es de construir un gran pacto nacional con los actores principales: maestros, alumnos, padres de familia, médicos, enfermeras y personal  técnico y el pueblo hondureño”, remarcó el gobernante.

Al final, el beneficio para el pueblo hondureño es que se estaría creando el nuevo sistema de salud y educación, y para ello es necesario sentarse a dialogar, enfatizó.

Hernández añadió que se siguen buscando los espacios para propiciar un diálogo de altura, sin condiciones, transparente, y “reafirmamos que la intención ha sido siempre tener una educación pública y salud pública de calidad y gratuita”.

“Si es necesario dejar todo escrito, lo podemos hacer en la mesa y de construirlo como se debe. Esas han sido las instrucciones a los equipos de Salud y Educación con los diferentes sectores de acompañamiento”, indicó.

El mandatario afirmó que le ha dado seguimiento a la situación de salud y educación, y refirió que “he estado recibiendo llamadas y comunicaciones de distintos sectores de la sociedad sobre ambos temas”.

“Todos los hondureños sabemos que en educación y salud no estamos bien. Estamos mal y hay mucho por hacer. Estos temas son más grandes que las individualidades que tenemos, más grandes que cualquier ideología y tendencia”, apuntó.

Añadió que el país necesita un mejor sistema educativo de calidad y uno de salud de primera.

“Hay que construir esos sistemas y eso es lo que nos une”, recalcó Hernández y dijo que se pueden tener diferentes opiniones de cómo lograrlo, pero también en este proceso “hemos visto muchos docentes y personal de salud atendiendo a la gente”.

Sufrimiento en escuelas y hospitales

El gobernante señaló que no se puede dejar de ver “el sufrimiento en niños que van a la escuela y no los dejan entrar y de estudiantes que están en las aulas de clase y los sacan”.

“El alumno tiene el derecho de recibir clases. No hay ninguna justificación para negarle las clases a un estudiante”, remarcó.

Hernández agregó que también “hemos visto el dolor de los enfermos que van a los centros de salud o a hospitales y no reciben el tratamiento y la atención que merecen”.

“Es impresionante cuando la gente sufre o cuando una hija lleva a su madre a la sala de operaciones y no la pueden intervenir. Esas cosas no pueden ser y se están viendo”, puntualizó.

Sin embargo, reafirmó que la mayoría de servidores públicos de educación y salud están en labores.

Apertura para el diálogo

Sobre el criterio del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, de que el Gobierno es el garante para buscar el diálogo, el presidente Hernández aseguró: “Nosotros seguimos abiertos al diálogo, amplio, transparente, incluyente y participativo”.

Aseguró que ha tenido a la vista la participación del Comisionado y se le agradeció porque la ministra de Derechos Humanos, Karla Cueva, “le solicitó la intervención para conocer cómo se está atendiendo en cada hospital, en cada centro de salud, y se está documentando el trato para después proceder como corresponda”.

“Hemos atendido el llamado de él y se lo decimos públicamente: estamos dispuestos siempre a conversar en un diálogo sin condiciones, transparente, altamente participativo, y ahora lo seguimos reafirmando”, manifestó.