Presidente Hernández: Hay avances para resolver problema de la basura del río Motagua

San Pedro Sula, 4 abril. El presidente Juan Orlando Hernández dijo hoy que “tenemos un enorme desafío con el tema de la basura del río Motagua” que llega desde Guatemala a las costas hondureñas del Caribe y en particular al municipio de Omoa (Cortés), pero indicó que se ha avanzado con ese país vecino y organismos regionales para hallarle una solución al problema.

El mandatario dijo lo anterior durante una reunión sobre la Ley de la Exploración Marina y Control de Desechos del Río Motagua que se llevó a cabo en las instalaciones de la Fuerza Aérea, en San Pedro Sula, con la participación de clubes de pesca del país, ministros del Gobierno y pescadores guatemaltecos.

El gobernante refirió que “hemos hablado con el presidente (de Guatemala) Jimmy Morales, con la gente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y con otras instituciones y hemos venido avanzando” para resolver el problema del río Motagua.

Sin embargo -añadió- “necesitamos un proceso que consolide la solución de hoy, mañana y pasado, de mediano y largo plazo, porque el impacto es severo”.

En ese sentido -prosiguió- “uno entiende que nuestros pueblos han estado acostumbrados a crecer de ciertas formas y hoy estamos enfrentando esas consecuencias”.

Especial atención

La problemática que vive el Golfo de Honduras a raíz de los residuos sólidos que arrastra el río Motagua es un inconveniente que en los últimos años ha venido agudizándose y requirió especial atención del presidente Hernández.

En su momento, el mandatario llamó a unir esfuerzos conjuntos entre instituciones ligadas a la problemática, para desarrollar proyectos que sentaran las bases para una solución al problema generado, siguiendo los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El objetivo es mejorar la gestión integrada de la Cuenca del Río Motagua y reducir las fuentes terrestres de contaminación y las emisiones de gases con efecto invernadero producidas de maneras no intencionales, buscando mitigar los impactos en los ecosistemas marinos costeros y los medios de subsistencia de las poblaciones locales.

Los sectores beneficiados se concentran en los departamentos de Copán, Cortés, Ocotepeque y Santa Bárbara, en un esquema que se extiende desde el oeste hacia el norte del país.

La cuenca incluye las subcuencas del río Copán, río de las Ánimas, río El Playón, río Guama, río Monja-Jubuco-Managua y río Techin-Tarros.

Una hoja de ruta para la pesca deportiva

Asimismo, el presidente Hernández expresó que, en relación al apoyo a la pesca deportiva en el país, se necesita desarrollar una hoja de ruta que vaya ligada con las mejores prácticas en la región que permitan tener una orientación de esa actividad.

“Por nuestra parte cuenten con nuestra voluntad. Cuenten con nosotros”, indicó el titular del Ejecutivo.

Consideró que se debe buscar la forma de aprovechar en mejor forma el tema de la pesca deportiva e integrar el tema turístico para explorar oportunidades de crecimiento en diversos factores.

Igual -dijo- se hace necesario generar una serie de acciones que eviten los problemas con pesca no controlada y de paso ofrecer opciones a los que tienen estas prácticas como medios de subsistencia.

Por su parte, el presidente del Club de Pesca del Caribe, Basilio Fuschich, dijo que el control de la pesca es vital, así como el registro de las embarcaciones.

“El tema de ligar la pesca al turismo evidencia que existen importantes oportunidades para generar empleo y divisas para el país”, añadió.