Presidente Hernández expondrá ante la ONU la dura realidad de Honduras frente al cambio climático

  • El mandatario dice que se debe reconocer que Honduras es el menos culpable y el más afectado por el calentamiento global.
  • Honduras buscará acceder a los Fondos Verdes “si es que existen”, aunque ya ha empezado a combatir el problema con sus propios fondos
  • Insistirá en un mejor precio para los pequeños productores de café en el mundo.
  • Reafirmará que maras y pandillas deben ser consideradas como grupos violadores de derechos humanos.

Nueva York, 23 de septiembre. El presidente Juan Orlando Hernández dijo que en su participación en la Asamblea General Ordinaria de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) insistirá en los graves problemas que afronta Honduras por el cambio climático, sin ser siquiera uno de los mínimos culpables que provoca el calentamiento global en el mundo.

Hernández afirmó que volverá a clamar por un precio justo del café y por que se considere a las maras y pandillas, así como el crimen organizado, como grupos no gubernamentales que violan los derechos humanos en la región y que provocan muerte y migración.

“El tema con el que vamos a iniciar es un tema que tiene que ver con cambio climático, y nosotros queremos dejar establecido que Centroamérica, y particularmente Honduras, en los últimos 20 años ha sido de los países que más problemas ha sufrido con el calentamiento global”, dijo Hernández.

Para ser preciso, dijo que el observatorio mundial para países afectados por el cambio climático, llamado German Watch, ha dicho que Honduras y Puerto Rico forman parte de los países más afectados por ese fenómeno.

El problema, según Hernández, es que los países que han provocado ese daño no quieren cumplir con sus obligaciones, y Honduras no contribuye ni en lo más mínimo al cambio climático y solo recibe los efectos.

Dijo que quiere explicar durante su estadía en la Asamblea General “que en este momento todos los municipios de Honduras, a nivel de sus fuentes productoras de agua, tienen un descenso estrepitoso, y no solo en la capital, Tegucigalpa, igual sucede por ejemplo en el Lago de Yojoa”.

Explicó que el descenso no sólo es para el problema con el consumo de agua, igual sucede con la producción agrícola, y luego llegan lluvias estrepitosas que generan desastres.

“Queremos acceder a los Fondos Verdes, si es que existen, porque Naciones Unidas se llena la boca diciendo que sí existen, porque me parece que es una vergüenza para el mundo decir que existen y que están allí y se deben hacer trámites para acceder a ellos”, dijo.

Explicó que esos fondos deben obtenerse en Honduras para sistemas de riego, en financiamiento para producir alimentos a través de invernaderos, o casas mayas, buscar reforestar masivamente, cuidar las cuencas de agua, entre otros aspectos.

 

No solo es burocracia

Hernández refirió que “no solo es burocracia” y expuso que “ahora se cree que solo fue (el tema de los Fondos Verdes) una idea para aplacar los ánimos, y Honduras ha iniciado los procesos de recuperación con sus propios fondos, a pesar de estar limitado con sus fuentes de financiamiento”.

Crimen organizado

El otro tema importante, dijo el mandatario, es la lucha contra el crimen organizado, que puede ser narcotráfico, maras y pandillas, terrorismo o crimen transnacional, porque no se ha tenido respuesta de Naciones Unidas sobre si va a acompañar la solicitud de Honduras de declarar a estos grupos no estatales como violadores de  los derechos fundamentales de la gente.

Refirió que es importante ese tema porque cualquier institución de justicia nacional o internacional debe ver en su verdadero contexto lo que está sufriendo la gente en Honduras.

Se preguntó que cuál es la diferencia entre un grupo yihadista, que apresa a una persona, donde sea que opere, y la asesina brutalmente; a lo que ocurre con un grupo sanguinario de maras y pandillas, o de crimen organizado, narcotráfico; no hay ninguna diferencia. “El sufrimiento es el mismo”, dijo.

Señaló que es importante cómo blindar la lucha contra la criminalidad organizada para poder apoyar y sostener, para que no se regresen los ataques o evitar que eso ocurra, y ese es un tema que debe quedar bien claro.

Dijo que este tipo de problemas tiene mucho que ver en regiones como América Latina, y en especial con lo que ha estado ocurriendo en Venezuela y por ello se ha invitado a Honduras, “queriendo ser precisos y cuidadosos, con la región”.

El apoyo de la comunidad judía

Hernández dijo que igual se conversará con miembros de la comunidad judía de Estados Unidos, dado que la comunidad israelí ha ofrecido oportunidades esplendidas para solucionar el problema de falta de agua en Honduras, y eso requiere tecnología, porque se admira cómo allá se secó un lago y lo volvieron a llenar con agua potable extraída del mar.

Puso como ejemplo la distancia entre San Lorenzo y Tegucigalpa o la capital y el golfo de Fonseca. Igual el caso de La Ceiba, que está perdiendo sus fuentes de agua dulce, pero tiene cerca el mar, y ante eso se deben buscar mecanismos para desalinizar el agua y a la vez potabilizarla.

 


Exposición en ONU

Al referirse a su participación como orador en la ONU, el próximo miércoles, anunció que basará su exposición en la lucha contra la criminalidad organizada, uniendo a los estados en un solo bloque, y el tema del cambio climático, no solo para reforestar sino para cambiar la forma de producir alimentos en Honduras.

Explicó que igual se debe definir qué está pasando con los famosos Fondos Verdes, mientras Honduras sigue usando sus propios fondos y eso se debe explicar con detalle.

“En ese esquema de la agricultura de última generación, que requiere plantas resistentes al cambio climático y más productivas, mucho tiene que ver con el café y el banano, el cacao, y otras plantas que producen alimentos de manera sustentable”, dijo.

Añadió que si se lograra que los Fondos Verdes fluyeran es la gran oportunidad de Honduras.

Asimismo, dijo que se reunirá con algunos empresarios estadounidenses, europeos, de Israel y Canadá, “para tocar los temas de centros de innovación porque son el futuro de Honduras”.

“Al final de la jornada se saldrá hacia Washington para atender como orador principal, junto a otros dos presidentes, en el 60° aniversario del Banco Interamericano de Desarrollo porque Honduras tiene 10 grandes éxitos que se pueden compartir con otros países de la región”, indicó.

Refirió que igual hoy volverá a hacer el ejercicio del año pasado, realizará una pequeña encuesta, y se pedirá el acompañamiento de la prensa para conocer los precios de las tazas de café en Estados Unidos y se revise lo que actualmente reciben los productores.

El año pasado, dijo que los productores recibieron 500 centavos de dólar del precio del café, pero conocer de esa cantidad, cuánto reciben los productores en Honduras, porque el año pasado eran menos de dos centavos, y sin temor a equivocarse, dijo, en esta ocasión saldrá casi igual o probablemente menos que esa cantidad.

Con el agravante, añadió, de que debido a la sequía hay más plaga que afecta el café, hay menos producción y volver a construir requiere de no menos de tres años; entonces, se buscará tocar la conciencia y abrir los ojos de países como China, Estados Unidos, de los de Europa, entre otros, Australia, para que puedan acompañar el proceso.

Refirió que “Honduras va a hacer un gran aporte, porque Honduras es el país que más reservas forestales tiene en Centroamérica, y que podemos ampliar aún más esa cuota de oxigeno que el resto del mundo va a necesitar siempre”.

 

Con el presidente Trump

Consultado sobre una posible reunión con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que, “aunque no se ha calendarizado, se ha venido trabajando el tema migratorio, aunado al de seguridad y al tema de inversión en Honduras por parte de capitales de ese país y de fondos como OPIC, y desde luego el tema de oportunidades económicas”.

Refirió que el tema de oportunidades económicas se ha dividido entre dos o tres tipos de visas de trabajo para que hondureños puedan llegar a Estados Unidos, además del tema de seguridad y la democracia en la región, y el de Venezuela; existe una conversación pendiente con presidentes de la zona y el mismo mandatario Trump.

Sobre las razones por las que no se puede acceder a los famosos Fondos Verdes, Hernández refirió que “desde que soy presidente he tomado ese tema como muy personal, y Honduras nunca ha faltado a las cumbres; se dice que los fondos están, que son los trámites, que los países deben ayudar a que se vuelva más fácil de acceder, considerando que el mismo secretario de la ONU dice que igual frustración siente él sobre el tema”.

 

De vida o muerte

“Vamos a volver a tocar ese tema porque es un asunto de vida o muerte para Honduras”, dijo Hernández.

Expuso que si no hay democracia se cuenta con un serio problema, que afecta la economía e instituciones, y toda la ola migratoria que ha sido histórica.

“Ahora se debe atender por cada país, buscando que se atienda la necesidad de asilo o refugio y se les dé el espacio, pero igual Honduras no podría hacerlo por el volumen de personas que pasa por el país”, agregó.

“Quiero aclarar que no podemos atender a toda esa gente porque Honduras igual debe atender a su gente y al margen que no se rehúye a la obligación”, apuntó, pero dijo que igual debe ser tema de conversación la seguridad regional.

Volvió a preguntar qué diferencia hay entre un “coyote” que pide dinero para traer a niños y familias a Estados Unidos y otros que promueven caravanas y ofrecen visas y residencias, pero la gente muere en el camino, “y allí no puede haber diferencia, porque la vida del ser humano está en riesgo, y ese tema se debe dejar claro”.

Sobre el acuerdo migratorio que puede lograr Honduras con Estados Unidos, y que algunos dicen que será el mismo de tercer país seguro, solo que con otro nombre, Hernández refirió que Honduras seguirá buscando asegurar que “no vamos a ser inundados como ha ocurrido este tiempo atrás”.

Igual se debe hablar de seguridad para el país; debe comprender un acuerdo bilateral con Estados Unidos, seguridad, inversión para generar empleo, visas para que los hondureños trabajen en la referida nación y se evite que pongan su vida en las manos de un “coyote”.

Señaló que no sería saludable para el país que se graven las remesas o las producciones de Honduras, “y debo estar aquí para defender los intereses de los hondureños”.