Presidente Hernández: Con diálogo amplio y sincero se construirá nueva propuesta para salud y educación

Tegucigalpa, 30 de abril. Ante la necesidad que tiene el pueblo hondureño de contar con un mejor sistema de salud y educación, el presidente Juan Orlando Hernández afirmó hoy que se requiere “un diálogo amplio y sincero” de todos los sectores involucrados para construir una propuesta de solución a los problemas de esos sectores.

Lo anterior lo dijo el mandatario luego de conocer que el Congreso Nacional decidió retirar y archivar los decretos que le daban vida a la Ley de Reestructuración y Transformación del Sistema Nacional de Educación y Salud, con el fin de buscar un consenso sobre una nueva iniciativa.

El titular del Ejecutivo consideró que “este espacio que abre el Congreso hay que verlo de manera positiva, un diálogo amplio y sincero; aunque todos tengamos nuestra propia opinión de cómo mejorar educación y salud, estoy seguro de que se puede encontrar y construir una mejor propuesta”.

“Siempre hemos insistido -recordó el gobernante- que para todo mundo en Honduras es ampliamente conocido que los niveles de atención en salud y en educación vienen arrastrando un tremendo déficit de muchos años”.

Advirtió que esos sectores no pueden seguir así porque el pueblo hondureño merece que cuando va a un hospital se le atienda bien, se le dé un mejor servicio, “y para eso tenemos que trabajar juntos, y de igual manera la calidad educativa”.

“No podemos seguir permitiendo que un niño, al ir a una escuela pública y salir de allí o del colegio público, quede en desventaja frente al que fue a la escuela privada”, expresó el titular del Ejecutivo.

Por tanto -dijo- “yo creo que es indiscutible para todos los hondureños que necesitamos mejorar la atención en salud y en educación”.

Hernández admitió que “probablemente tengamos todos nuestra propia opinión y vamos a diferir en cuál es la mejor forma de hacer eso”, y por eso insistió en que el diálogo amplio y sincero, en busca de estos objetivos, es válido en cualquier momento.

Ampliamente discutido

El presidente de la República recordó que desde hace unos cuatro meses se mandaron estos proyectos al Congreso, donde se discutieron, se aprobó un artículo; después alguien dijo: ‘Miren, hay problema con eso, tenemos duda’.

“Todo lo que solicitaron dimos espacio en aras de dar el espacio al diálogo amplio y sincero para buscar mejor salud y mejor educación para el pueblo hondureño”, añadió.

Confió que en este caso particular conversó con líderes del sector obrero, de los gremios, diputados y el presidente del Congreso, Mauricio Oliva.

“Y sigue siendo válido el diálogo amplio y sincero, que es el que nos puede llevar a darle al pueblo hondureño servicios que hoy por hoy durante muchos años no ha tenido: servicios de calidad en educación y salud”, recalcó.

El gobernante aseguró que este diálogo sincero construye una nueva propuesta que puede ser, inclusive, mejor e incluya a todos los sectores, lo cual bienvenido sea.

Anunció que “es por eso que al llamado del Congreso estarán los ministros atentos para seguir construyendo” una propuesta.

“No podemos desconocer que Honduras necesita entendimiento, paz, tranquilidad y además un buen sistema educativo de calidad y desde luego más y mejores servicios de salud”, insistió.

Nada justifica la violencia

Asimismo, sobre los incidentes ocurridos ayer en todo el país, el mandatario dijo que “no hay nada que justifique la violencia entre unos y otros, porque los espacios han estado abiertos y siguen estando abiertos, particularmente en el seno del Congreso Nacional”.

Insistió el gobernante en que durante cuatro meses estuvieron conversando sobre el proyecto de ley, y en ese sentido si ahora se amplían aún más estos espacios para tener un diálogo amplio y sincero, bienvenido sea.

En esas leyes, reiteró, nunca ha existido la intención “ni de despidos selectivos ni despidos masivos; por el contrario, lo que tenemos es un enorme déficit de maestros, tenemos muchas escuelas que requieren de más maestros”.

Enfatizó que en salud se necesitan más médicos, más clínicos, y es más agregó- se tiene déficit en ciertas especialidades de médicos que se requiere resolver y para eso hay que contratar inclusive más profesionales.

“En el caso de los docentes, igual”, indicó el presidente Hernández.

Insistió en que “en el espacio de dudas lo que siempre debe de caber es el diálogo amplio y sincero; nunca bajo ninguna circunstancia existió, por lo menos para nosotros, esa intención ni de privatizar ni tampoco de hacer despidos masivos”.

Hernández aseguró que “eso siempre estuvo claro, pero como depende de la persona, de cómo lo interprete, por eso siempre se abrió el espacio para poder tener ese diálogo”.

“Y si a ese diálogo está llamado el Congreso para construir algo que verdaderamente incluya y compromete a todos los sectores, para que el hondureño humilde, cuando vaya a los hospitales reciba un trato cordial, para que sepamos en efecto que estamos en la construcción de un buen sistema de salud, eso es bienvenido”, enfatizó.

Recordó que “también ha habido un proceso de socialización por casi tres años con diferentes sectores en el país y la cooperación para construir un plan de educación que permita que la cooperación, mientras nosotros damos cierta cantidad de dinero, ellos ponen otra cantidad de dinero”.

Ese mecanismo de financiamiento “dará un salto extraordinario para que nuestros niños, nuestros jóvenes, ya con los años no exista una diferencia entre el que va al sector de la escuela privada o escuela pública”, indicó.

“Creo –dijo el mandatario- que al final a todos nos inspira y todos tenemos ese genuino deseo de construir un buen sistema de salud, un buen sistema de educación; no debería de ser difícil llegar a acuerdos que mejoren inclusive las propuestas que se han venido debatiendo hasta este momento”.

A seguir en la misma ruta

El presidente Hernández anunció que “vamos a seguir en la ruta para ser más eficientes y ágiles para poder atender las demandas que requieren estas reformas”.

“Pero, desde todo punto de vista, en la medida que enfermeras, que empleados, que técnicos, que médicos, que maestros, que empleados administrativos del sistema de educación y salud sean parte de estos compromisos, acuerdos, obviamente mejor vamos a estar todos”, afirmó.

En el caso particular de educación -apuntó- de igual manera participan los padres de familia, los alcaldes que son claves y hacen una extraordinaria inversión tanto en salud y educación, y se incluye a los mismos alumnos.

“Creo que es el momento de que aceptemos una realidad que el país necesita cambiar”, enfatizó.

Destacó las reformas que se han dado en carreteras y seguridad, y “ahora tenemos que mejorar el sistema de educación y salud, todo en beneficio al pueblo al que nos debemos”.

“Muchas gente no vive el día a día de ir a un centro de salud, a un hospital, ver a su hijo que cuando sale del colegio no tiene la misma formación y educación que el que fue a la escuela privada, y eso tenemos que construirlo”, finalizó.