Presidente Hernández: A finales de septiembre o inicios de octubre podría firmarse acuerdo migratorio con Estados Unidos

  • Acuerdo contempla visas para que hondureños trabajen en fincas, construcción o enfermería en EEUU.
  • Honduras está obligado a dar asilo o refugio a quien lo solicite por persecución política o religiosa.
  • Hay que investigar, judicializar, encarcelar y extraditar a “coyotes”.

Tegucigalpa, 22 de septiembre. El presidente Juan Orlando Hernández dijo que Honduras podría firmar a finales de septiembre o inicios de octubre un acuerdo con Estados Unidos para lograr una migración ordenada y con oportunidades de empleo para hondureños.

Entrevistado en el foro 30/30, que se transmite por el Canal 3 de Televicentro, el mandatario apuntó que este acuerdo podría firmarse “más temprano que tarde” y adelantó que podría ser “antes que finalice septiembre  o los primeros días octubre”, con tal que los compromisos “sean claros y sea bueno para Honduras” en alianzas en seguridad, migración e inversión; actualmente el mismo está en análisis legal.

Resaltó que estos acuerdos con Estados Unidos en la lucha contra la migración irregular traen beneficios de alto impacto para los hondureños en inversión y empleo bajo una migración regulada, para la que se extenderían hasta tres tipos de visas: una para trabajos en fincas y la industria de la construcción; otra para profesionales de la enfermería y una tercera para industria de los cruceros que abrirá al menos 25.000 puestos de empleo.

Hernández también afirmó que Honduras está obligado a dar asilo o refugio a cualquier migrante que llegue al país y pida  protección para su vida y la de su familia.

“Honduras está obligado internacionalmente. Que viene cualquier ciudadano de China o Rusia, de Ucrania, y viene y dice: ‘vengo perseguido, con riesgo de que me maten o maten a mi familia por razones políticas o religiosas’, Honduras está en la obligación de darle asilo o de procesar su solicitud de asilo o en su condición de refugiado”, expuso.

Ante la ola migratoria mundial, “para mí, Honduras tiene un alto riesgo de convertirse en un país que se inunde de personas que vienen de otros países”, advirtió el presidente de la República.

“Entonces”, añadió, “las conversaciones que estamos teniendo ahora con Estados Unidos, al igual que las que ellos tienen con los otros países” incluyen compartir “las responsabilidades y yo quiero que mi país esté seguro”.

El mandatario refirió que el presidente estadounidense, Donald Trump, ya puso el muro en México, en Guatemala, en El Salvador  y va a ocurrir en Honduras hasta llegar a Brasil, porque lo que ha existido es un paso libre de una “mafia que trae gente desde África”.

“Responsabilidad compartida” es la fórmula para evitar la migración ilegal, consideró el gobernante.

El mandatario anunció que está próximo a firmarse con Cuba un convenio para que cuando lleguen cubanos de forma irregular a Honduras sean retornados de inmediato.

Honduras contempla “el fortalecimiento y presencia de nuestra frontera de Nicaragua y El Salvador, siendo sumamente estrictos y ya no permitir el ingreso por ahí”, agregó.

Hernández dijo que Estados Unidos no le ha dado indicaciones, pero añadió que después de escuchar que el presidente Trump hizo la advertencia de aplicar tasa impositiva a México se debe blindar “Honduras en el tema laboral y el envío de remesas”.

“El tema migratorio no solo se resuelve con medidas duras”, aseveró, aunque advirtió que hay “que investigar, judicializar, llevar a la cárcel y extraditar a los coyotes”.