Presidente Hernández a alcaldes: Seguridad genera inversión, empleo y oportunidades de ingreso para la gente

Tegucigalpa, 7 de marzo. El presidente Juan Orlando Hernández les reiteró hoy a los miembros de la junta directiva de la Asociación de Municipios de Honduras (Amhon) que “con seguridad se genera inversión, empleo y oportunidades de ingreso para la gente”.

El mandatario expresó lo anterior en la reunión que sostuvo en Casa de Gobierno con los directivos de la Amhon, otros alcaldes y autoridades de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), donde se conoció el informe final de los avances en la lucha contra grupos criminales.

Los alcaldes le reiteraron su apoyo al mandatario para que pida al Congreso Nacional aumentar el número de elementos de la Policía Nacional, Policía Militar del Orden Público (PMOP), Fuerza Tigres y Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP) para hacerle frente a las bandas criminales que atemorizan el país.

El gobernante consideró que es altamente ilustrativo escuchar a los alcaldes y alcaldesas de cómo tienen un conocimiento muy preciso de la situación de su municipio, “lo que nos hace socios sumamente importantes en la tarea de que el pueblo viva en paz”.

“Si tenemos seguridad, eso genera inversión, empleo, oportunidades de ingreso para la gente”, aseguró el mandatario.

Todos en sintonía

El presidente Hernández dijo que “hoy estamos claros todos aquí de que la protección a la ciudadanía es un elemento, pero trabajar con el niño, con la niña, con la familia, con los maestros, con las iglesias en términos de deportes, arte y cultura, principios, valores, eso es lo que va a permitir una sociedad en paz de mediano y largo plazo”.

Insistió el titular del Ejecutivo en que “esta es una responsabilidad de todos, no solamente de Policía, militares, jueces y fiscales o agentes de inteligencia, es una obligación de todos”.

Asimismo, informó que “hemos concluido en instalar un equipo técnico con Fusina al más alto nivel, trabajar por mancomunidades y en programas que eviten que los jóvenes y los niños se nos vayan por el camino equivocado”.

“Les he reiterado que no miro otra opción que redoblar los esfuerzos y creo que no es un tema de más presupuesto, sino de optimizar y de redefinir recursos”, enfatizó.

Resaltó el mandatario que sí se necesita en algunos lugares más policías, policías militares y miembros de la FNAMP, porque los están pidiendo en muchos lugares.

También -agregó- “hablamos de dimensionar más el fenómeno de la amenaza”.

Pidió no acostumbrarse a ver esto como normal, que se hayan perdido 67.000 vidas a causa de un solo fenómeno como es la violencia.

“Tenemos que estructurar un mecanismo que dimensione y mida bien lo que hemos vivido para poder solventarlo de mediano y largo plazo”, indicó.

“Reitero mi petición a la ONU (Organización de Naciones Unidas), a la OEA (Organización de Estados Americanos) de que los grupos criminales, maras, pandillas, otros tipos de bandas, deben de ser categorizados como grupos no estatales que violentan los derechos fundamentales de la gente”, expresó.

Consideró el gobernante que “tenemos que abrir la mente y actualizar todos los marcos normativos”.

El presidente Hernández mencionó que con los alcaldes “hemos hablado también de la necesidad de revisar una serie de normativas de la ley municipal, de la ley de convivencia, porque es importante que ellos tengan las herramientas para también hacer este trabajo”.

“Aquí nos estamos uniendo todos”, aseguró, y aceptó que no es fácil por lo que han pasado los hondureños, por lo que “tenemos que salir al otro lado del río”.

“Yo por lo menos tengo claro: si me tocara volverlo hacer (el combate frontal contra las organizaciones delictivas), lo hago porque siento que es el deber de nosotros”, indicó.

Máquinas de matar

El mandatario lamentó la muerte de dos agentes de la Fuerza Tigres en un enfrentamiento con la banda del conocido “Mito” Padilla en Olancho y quien también perdió la vida.

“Les mostré la dimensión de lo que sucede en el interior de estas bandas, que se convierten en máquinas de matar gente y cómo su vida la dedican a eso”, dijo el presidente Hernández.

Mencionó que también ha sido del conocimiento del pueblo hondureño que jóvenes que no tienen ni los 21años reconocen que asesinaron a una, dos, tres, cuatro personas o más en un día por orden del liderazgo de su grupo criminal.

Sin embargo, añadió que a pesar de la reducción de las muertes violentas que se ha tenido en relación al año 2012, “no podemos desconocer que el problema no está resuelto”.

“Necesitamos -dijo- redoblar esfuerzos, porque si nos quedamos con lo que estamos haciendo hasta ahora no es suficiente ni vamos a recuperar al país en el Estado casi fallido en que lo recibimos”.