Piden a empleados de Salud y Educación no caer en desinformación ni afectar al pueblo

Tegucigalpa. Los paros de labores en los sistemas de Salud y Educación son planificados para generar desorden “con fines eminentemente políticos por parte de Libre” y los aliados de ese partido, afirmó el ministro de la Presidencia, Ebal Díaz.

Los decretos aprobados el jueves por el Congreso Nacional para reestructurar las secretarías de Salud y Educación no contemplan despidos de personal, ni masivos ni selectivos, por lo que no pueden esgrimirse como argumentos para suspender labores, reiteró el funcionario,

Díaz recordó que “el Colegio Médico y su presidenta (Suyapa Figueroa) expresó que si el presidente Juan Orlando Hernández retiraba el proyecto ellos iban a desistir de los paros que habían anunciado”.

“El presidente Hernández retiró el proyecto. Yo mismo fui personalmente al Congreso Nacional y retiramos el proyecto y nos adherimos al dictamen que presentó la comisión de dictamen”, añadió.

“Todo este proceso se llevó a cabo con las centrales (obreras); ellas mismas dieron declaraciones y dijeron sentirse satisfechas con la redacción porque ya se despejaba cualquier duda que pudiera tener alguien, que pudieran haber despidos selectivos o masivos”, indicó.

Matiz político

El ministro de la Presidencia subrayó que, “más allá de las explicaciones, necesitamos que las secretarías de Educación y de Salud puedan ejecutar entre ambas secretarías más de 400 millones de dólares, tanto de cooperación externa como de fondos nacionales, para el logro de sus objetivos”.

“Si estas cosas están claras”, recalcó, “y el decreto lo dice muy bien, entonces lo que queda es una explicación de que hubo una planificación para motivar paros, desorden, con fines eminentemente políticos por parte de Libre (Libertad y Refundación) y los aliados de Libre”.

El funcionario apuntó que “hace unos días se quemó un hospital y unas ambulancias en Choluteca y no nos queda la menor duda de que es un matiz político que busca generar desorden y un ambiente desagradable en el país”.

No habrá despidos

Díaz señaló que quienes promueven los paros “no están buscando defender los derechos de los maestros y médicos, así que yo quiero desmentir categóricamente que haya una intención del Gobierno de despedir, ni selectivamente ni masivamente, ni a maestros ni a médicos”.

“Al contrario”, insistió Díaz, “la intención es fortalecer la institucionalidad, y señalamos que esta tentativa de hacer paros es con motivaciones políticas, especialmente de Libre y sus aliados, buscando cómo generar caos”.

“Así que yo llamo a los maestros a que vayan tranquilos (a dar clases); no existe interés, y ni ha existido antes en el Gobierno, de generar ni despidos ni masivos ni selectivos”, reafirmó.

El ministro de la Presidencia pidió a los docentes “que no se dejen sorprender; en esto hay una estrategia política para generar desorden”.

“Recuerden cuánto tiempo tenemos que los niños estén en clases, 200 días de clases, y así debemos seguir para seguir con un país que trabaja y lucha por la calidad educativa y que busquemos mejorar los servicios de salud que tanto requiere la población hondureña”, manifestó.

“Reitero que es falso que vayan a haber despidos masivos; sabíamos que desde antes de Semana Santa estuvieron trabajando en elaborar pancartas para las movilizaciones, pero no hay razones para que lo hagan”, insistió Díaz.