“No hay razón para radicalizar las protestas cuando las puertas del diálogo están abiertas” Ebal Díaz

Tegucigalpa, 29 de abril. “No hay razón para radicalizar las protestas cuando las puertas del diálogo están abiertas”, expresó hoy el ministro de la Presidencia, Ebal Díaz, en torno a las manifestaciones contra los decretos que aprobó el Congreso Nacional, a propuesta del poder Ejecutivo, para mejorar los sistemas de Salud y Educación en el país.

El funcionario afirmó en un medio televisivo que “desafortunadamente hoy quedan evidenciadas las estructuras que mantienen el estatus quo en Salud y Educación; cuando hemos decidido mejorar los sistemas de Salud y Educación, que entre las dos secretarías es de 400 millones de dólares (200 y 200), aparecen los grupos que se oponen ante cualquier cosa para que esto se logre”.

“Nos dijeron que se retirara el decreto del Congreso, se retiró, y que se eliminara todo lo que refería a la parte de recursos humanos, que no se hablara de despidos y de ninguna otra figura, y se quitó”, indicó.

Añadió que “se dialogó en el Congreso Nacional sobre los decretos y hoy con saña (los manifestantes) se desquitan con la propiedad privada y los bienes públicos como el edificio antiguo de la Alcaldía Municipal del Distrito Central”.

Puertas abiertas

Díaz reiteró que “las puertas del diálogo en el poder Ejecutivo están abiertas y en el poder Legislativo igual”.

“Nosotros decimos: sí al diálogo, sí al entendimiento”, señaló.

El funcionario lamentó que se estropee el legítimo derecho y la demanda del pueblo hondureño de tener una educación y salud de calidad, que es lo que se busca con esos decretos.

“Queremos optimizar los recursos para tener mejores servicios de salud y educación. Los dirigentes se oponen y sin ningún sentido”, reafirmó.

“Acá no se habla de privatización, ni despidos masivos, ni selectivos en Educación y Salud”, recalcó Díaz.

“No buscamos en el Gobierno la privatización de ninguno de esos servicios”, remarcó.

Condena actos violentos

El funcionario puntualizó que “queremos condenar todos los hechos violentos que han acontecido. Ni en el poder Ejecutivo y Legislativo les hemos cerrado las puertas para hablar a ambas dirigencias”.

Lamentó que un sector del estatus quo de ambos sectores quiera sacar ganancias y oponerse, solo por oponerse, a las reformas que generan cambios en favor de la población.

Recordó que cuando el presidente de la República, Juan Orlando Hernández, fungía como titular del Congreso Nacional (2010-2014), al impulsar las reformas de la Ley General de Educación se tuvieron protestas y con ellas “logramos tener 200 días de clases y ahora el reto es que haya educación de calidad con textos suficientes para los niños y niñas”.

Agregó que también se busca tener infraestructura escolar nueva y con material para los maestros, pero “hoy la dirigencia magisterial se opone, y en Salud de igual forma, a los cambios para tener más centros de salud, mejores hospitales y más médicos contratados”.

“Del partido Libre se ha estado a favor de estas protestas desde el punto de vista ideológico y por defensa del estatus quo de esos sectores”, acotó Díaz.

“Todos sabemos que hay médicos privilegiados que llegan a ganar hasta 10.000 dólares en diferentes plazas y los servicios que le dan a la población no son los adecuados”, reflexionó Díaz.

“Ellos (médicos) no quieren que esas cosas se revisen para continuar teniendo sus privilegios en detrimento de la salud del pueblo hondureño. Todo esto se arropa bajo argumentos falsos”, arguyó.

“Es falso que estemos buscando privatizar los sistemas de salud y educación”, subrayó Díaz.

“Hago un llamado para que los maestros y estudiantes se reincorporen a las aulas de clase y a los médicos que vuelvan a los hospitales y les reitero que no estamos privatizando la educación y la salud; lo que queremos es mejorar esos sistemas”, concluyó.