Modernización de Enee abarca tarifas justas, ahorro y no pago de impuesto de energía

  • Sistema de ahorro contempla cambio de millones de focos tradicionales por bombillos ahorradores para las familias más pobres.
  • Estado asumirá impuesto y lo regresará al abonado, siempre y cuando adquiera electrodomésticos que permitan el ahorro de energía.
  • “Estamos en la última etapa de resolver el tema con EEH”, afirma el mandatario.

 

Tegucigalpa, 7 de agosto. “Estamos en la última etapa de resolver el tema con Empresa Energía Honduras (EEH)”, informó hoy el presidente Juan Orlando Hernández al detallar el plan de reestructuración y modernización de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee), que implicará mejoras en el servicio y medidas de ahorro de energía para la población.

“Ya suficientes elementos técnicos tenemos. Ya se están sentando en la mesa ambas partes (EEH y el Gobierno) y tenemos un cronograma de tal manera que podamos resolver el tema del contrato de EEH”, apuntó Hernández en una comparecencia de prensa en la que presentó al nuevo gerente de la Enee, Leonardo Deras.

Reestructuración y modernización de la Enee

El gobernante puntualizó que la Enee comenzará pronto la última etapa del plan de reestructuración  y modernización del sistema eléctrico del país.

“La Enee y las empresas en que se dividirá será un engranaje más de todo el sistema eléctrico que el país está empezando a construir”, explicó Hernández.

El jefe de Estado puntualizó que “afortunadamente tenemos el acompañamiento de una serie de sectores, tanto nacionales como internacionales, para hacer efectivos estos equipos”.

Hernández indicó que “la misión que lleva el ingeniero Leonardo Deras y todo el equipo, así como la Secretaría de Energía, los miembros de la junta directiva de la Enee y Marlon Tábora, que está liderando este esfuerzo, entre otros actores, es la construcción  y modernización del sistema energético”.

Uno de los pilares del plan, detalló, es la seguridad energética en Honduras, que pasa por un precio justo de las tarifas, pues “estamos pagando demasiado los hondureños en comparación a otros países de Centroamérica y podemos llegar a esos precios justos”.

Añadió que el plan abarca también la estabilidad de la energía, que implica reducir a cero los apagones, de ser posible. Esto requerirá mayor inversión y más competitividad para generar energía con mejores precios.

Además, el plan incluye un sistema de ahorro. Cambiar millones de focos o lámparas tradicionales que consumen mucha energía a bombillos de última generación que permitan el ahorro en el consumo, dijo el gobernante.

Adelantó que el cambio de los focos ahorradores serán donaciones a las familias más pobres de Honduras.

Adicionalmente, se contará con la asesoría de empresas que son apoyadas por el Estado y a las que el abonado no pagará nada para que verifiquen el consumo de energía en cada hogar.

Hernández amplió que las empresas podrán asesorar a los abonados sobre el porqué del consumo alto de energía. Esto va desde un cable que está mal conectado o está pegando con una varilla hasta otros factores.

El último elemento, explicó, es que el consumidor no pague impuesto de energía, sino que el Estado se lo regrese, siempre y cuando adquiera electrodomésticos de última generación que permitan el ahorro de energía.

Ejemplificó que esto incluye cambios en aire acondicionado, microondas, planchas, lavadoras, secadoras, estufas y refrigeradoras que permitan un mejor consumo energético en cada vivienda