Migrantes centroamericanos permanecen en la calle mientras esperan ingresar a México

Tecún Umán- Guatemala, 21 de enero. Aguantando sol, agua y durmiendo sobre cartones en el parque de Tecún Umán, Guatemala, se mantienen los migrantes centroamericanos a la espera que las autoridades mexicanas les entreguen la tarjeta de visitantes por razones humanitarias.

La entrada a México no es inmediata, antes de cruzar la frontera los migrantes pasan por un proceso de recopilación de datos, certificación de nacionalidad y un análisis migratorio para poder tramitar la tarjeta de visitante.

Posteriormente deben aguardar a inmediaciones de un campamento instalado por el Instituto Nacional de Migración.

La espera es por lo menos de cinco días, por lo que las autoridades mexicanas han habilitado colchonetas para unos 700 migrantes, mientras que más de 3,000 personas esperan en la ciudad de Tecún Umán o sobre el río Suchiati, durmiendo en las aceras o en el interior del parque sobre colchas o cartones.

Glendal Méndez, un hondureño originario de Tegucigalpa, habla sobre el arduo camino que recorrió hasta llegar a la frontera y la difícil situación que atraviesan mientras esperan les otorguen el permiso para ingresar a México.

“Uno tiene que aguantar caminadas, hambre. Todo ha sido difícil”, confiesa.

Seguidamente agrega que también es complicado conseguir comida, agua y bañarse.

Expresa que es padre y le da tristeza ver niños dormir en la calle bajo el sol.

Ana López, una madre de 30 años que espera ser atendida por las autoridades mexicanas, asegura que el largo camino es difícil y han tenido que pasar muchas vicisitudes.

“Es difícil, es un largo camino, uno aguanta frio, hambre, el camino es muy duro para llegar hasta donde uno quiere”, expresó.

Por su parte doña Gloria Ulloa, una sexagenaria que formó parte de la movilización que salió de Honduras en octubre pasado, lamenta la situación vivida en todo el recorrido y toda la espera que tiene que realizar para cumplir su sueño americano, que ha sido marcado por un camino de sufrimiento.

Con lágrimas en sus ojos doña Gloria cuenta cómo fueron víctimas de amenazas a muerte por un grupo de mexicanos, por lo que tuvieron que huir de donde estaban.

Asistencia

Para brindarle asistencia humanitaria a la población que aguarda en Tecún Umán, la embajada de Honduras en Guatemala ha coordinado esfuerzo con las autoridades guatemaltecas a beneficio de sus compatriotas.

En ese sentido se les está brindando alimentación y el Plan Retorno Seguro a quienes determinan regresar de forma voluntaria a Honduras, declaró la cónsul de Honduras en Guatemala, Silvia Padilla.

“Hemos estado siendo parte de diferentes reuniones a nivel interinstitucional entre autoridades de gobierno, Organización Internacional de Migrantes (OIM), Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), entre otras, con el propósito de buscar soluciones y garantizar la protección de los derechos de la población migrante”, expresó.

Asimismo –dijo- se están gestionando los retornos voluntarios y se les brinda acompañamiento a los menores no acompañados para que puedan ser reunificados con sus familiares lo más pronto posible.

Cifras

– Hasta el día de ayer el Instituto Nacional de Migración de México reportó el registro de 4,511 solicitudes de visitantes por razones humanitarias de adultos migrantes, de las cuales 3,597 corresponde a hondureños.