Inteligencia policial e investigación criminal, claves en reducción de homicidios

Tegucigalpa. 04 de febrero-La reducción de más de 50 por ciento en los índices de violencia, es el resultado de una transformación policial que incluye el robustecimiento de los cuerpos de seguridad en materia de inteligencia e investigación criminal, dando lugar a estrategias que permiten combatir de forma efectiva y frontal las bandas criminales.

Esto se ve reflejado en una baja histórica en la tasa de homicidios que se logró reducir en menos de 40 por cada cien mil habitantes, estos esfuerzos son reconocidos por organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Departamento de Estados de los Estados Unidos, quienes destacan los avances de Honduras en materia de seguridad.

El fortalecimiento de los organismos de justicia es un trabajo de años acompañado de la aprobación de un conjunto de leyes, muchas de las cuales fueron impulsadas por el mandatario hondureño Juan Orlando Hernández desde la presidencia del Congreso Nacional.

Tecnología de punta

Entre las acciones que se destacan se puede mencionar la modernización de la inteligencia e investigación policial mediante la Dirección Policial de Investigación (DPI) que hoy en día cuenta con tecnología de punta que permiten desarrollar estrategias para combatir de frente el crimen organizado, maras y pandillas, reduciendo los índices de violencia a nivel nacional.

Por primera vez la Secretaría de Seguridad cuenta con dos Laboratorios Criminalísticos de Policía Científica, con tecnología de primer nivel y patrullas con computadoras que cuentan con un archivo criminal con sistemas de alerta.

Además, hay un equipo de vídeo forense y 21 laboratorios móviles que permiten realizar pruebas técnicas y científicas a nivel nacional, lo que asegura el éxito en las condenas de los capturados.

De la misma forma se ha respaldado al Ministerio Público en su propósito de robustecer la investigación criminal con la nueva Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC).

Honduras también cuenta con escudos aéreos, terrestres y marítimos que junto a otras medidas contra el crimen organizado han dado como resultado la desarticulación de los principales carteles de narcotráfico y la extradición de capos de la droga.

Equipos capacitados

Con el apoyo del gobierno de los Estados Unidos se capacitó a efectivos de la Policía Nacional y de la ATIC como especialistas en armas y tácticas, siendo el primer grupo agentes Swat en Honduras.

También se cuenta con equipo logístico capacitado en diferentes áreas por lo que los operadores de justicia cuentan con especialistas en desactivación y post explosión, química forense, fotografía forense, especialista científicos en técnica y medicina forense, así como patrullas con computadoras que cuentan con un archivo criminal con un sistema de alerta.

Las acciones de monitoreo y prevención son fortalecidas mediante el Sistema Nacional de Emergencias 911 (SNE) que realiza un trabajo integrado con Copeco, Cruz Roja, Cuerpo de Bomberos, Policía Nacional, Policía Militar, entre otros cuerpos de seguridad para ofrecer un servicio rápido y eficaz al contar con un centro de video vigilancia con más de 4,000 cámaras que monitorean en tiempo real puntos estratégicos en Tegucigalpa y San Pedro Sula.

A esto se le suma la reestructuración de la Policía Nacional, la cual contempló la evaluación de oficiales y agentes, desde generales hasta efectivos de escala básica, a los que se le aplicaron informes de inteligencia, pruebas científicas incluyendo el polígrafo, examen toxicológico, psicométrico y de contrainteligencia, que hoy permite un policía certificada.