Inicia construcción de planta de tratamiento de aguas residuales de Gracias

Gracias (Lempira), 23 de noviembre. La espera terminó para los habitantes de Gracias (Lempira) al iniciarse hoy la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales, en la cual se invertirán 34,6 millones de lempiras, con la ayuda de España, y cuyo inicio de operaciones se prevé para junio próximo.

La primera dama, Ana García de Hernández, en representación del presidente Juan Orlando Hernández, colocó la primera piedra del proyecto, en un acto al que también asistieron el embajador de España en Honduras, Guillermo Kirkpatrick; el alcalde de Gracias, Javier Enamorado, y otras autoridades.

“Estoy muy satisfecha por el inicio de la construcción de esta obra que es importante para la gente de Gracias. Es una obra que va a contribuir al desarrollo y al sostenimiento ambiental de esta zona del país”, dijo la Primera Dama.

Apuntó que esta obra traerá mejores condiciones de vida y de salud para las comunidades que con el paso del tiempo han sido afectadas por “las descargas al río Grande y otros ríos de la comunidad”.

La esposa del presidente Hernández adelantó que la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales estará lista para junio de 2019 y añadió que esta obra “es un avance significativo en el tema de agua y saneamiento en Lempira”.

Recordó que el agua es vital y “necesitamos cuidarla. El agua es un bien escaso y por lo tanto tenemos que comprometernos como sociedad, como Gobierno nacional y local, para cuidar este preciado líquido”.

“Tenemos que utilizar bien el agua y hoy por eso estamos trabajando en sistemas robustos. Esta es una obra importante y los gracianos tenemos que sentirnos importantes, porque este es un cambio en la calidad de vida”, apuntó Ana García de Hernández.

Honduras, un amigo de España

La obra tendrá la capacidad para tratar 42 litros de aguas negras por segundo y será edificada gracias al apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo en mancomunidad con el Estado hondureño, a través de la Alcaldía Municipal de Gracias.

El proyecto beneficiará a una población actual de entre 15.000 y 20.000 personas, y se proyección de diseño al año 2039 permitirá aumentar su impacto positivo a 40.000 habitantes.

El embajador de España en Honduras, Guillermo Kirkpatrick de la Vega, pormenorizó que este proyecto vendrá a generar un gran impacto en esta ciudad del occidente.

Ahondó en que esta planta “generará agua limpia y se da cumplimiento al acceso de agua potable y saneamiento”.

“Esto permitirá generar aguas limpias y se asegurará que las aguas de los ríos darán vida a estas tierras y a los pobladores”, dijo el diplomático español.

Agregó que este proyecto genera fortalecimiento en la comunidad e impulsa el turismo interno del país.

“Honduras seguirá siendo una prioridad para la cooperación española”, destacó Kirkpatrick de la Vega, al tiempo que agregó que “hemos considerado a Honduras como un país amigo y aliado de España”.

Esta planta de tratamiento tendrá la capacidad de infiltrar y deshidratar sólidos mediante la ayuda de la radiación solar, los cuales, mezclados con distintos tipos de materia orgánica, podrán ser utilizados como abono para las plantas y cultivos.

Una vez culminada la obra será administrada por la Unidad Municipal de Agua y Saneamiento de Gracias.