Inaugurado por el presidente Hernández: Occidente ya cuenta con Centro de Emergencias y Control de Operaciones 911

Santa Rosa de Copán, 22 de noviembre. La región occidental del país cuenta desde hoy con un moderno Centro de Emergencias y Control de Operaciones 911, el tercero en Honduras, y que fue inaugurado por el presidente Juan Orlando Hernández en la ciudad de Santa Rosa de Copán.

El acto se desarrolló con la presencia del presidente Hernández; la primera dama, Ana García de Hernández; el titular de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) y del Sistema 911, Lisandro Rosales; y el embajador de Corea del Sur, Seung-ki Shin, cuyo país financió parcialmente la obra, así como autoridades municipales de Santa Rosa de Copán y municipios vecinos.

La obra tiene un costo de ocho millones de dólares, cinco millones financiados por el Gobierno de Corea del Sur y tres de la contraparte de Honduras; es el tercer centro de asistencia y vigilancia del país, tras los que funcionan en Tegucigalpa y San Pedro Sula.

La inversión en la obra física supera los tres millones de dólares (unos 73.3 millones de lempiras) provenientes de la Tasa de Seguridad Poblacional.

El equipo tecnológico de punta y primera generación tiene un costo de cinco millones de dólares (122.2 millones de lempiras), provenientes del Gobierno y pueblo de Corea del Sur, a través de su agencia de cooperación internacional Koica.

El centro cuenta con cámaras de seguridad instaladas en las ciudades de Gracias, Copán Ruinas y Santa Rosa de Copán y se extenderán en el futuro próximo a las fronteras terrestres de El Florido, en Copán, y Agua Caliente, en Ocotepeque.

El 911 se expande para brindar asistencia profesional a los ciudadanos que tengan emergencias médicas, de seguridad, desastres naturales, incendios, entre otras contingencias y que serán atendidas con mayor efectividad debido al trabajo coordinado e integrado de todas las instituciones, optimizando tiempo y recursos.

El presidente Hernández reconoció que “la seguridad ha sido un problema enorme en Honduras, aquí había abusos, amenazas, niñas abusadas, secuestros, pero hace mucho tiempo decidimos y arriesgamos todo porque nuestro pueblo merece vivir en paz y tranquilidad”.

Reafirmó que la seguridad de los pueblos no se puede descuidar un minuto y ahora que hay mejores capacidades en Honduras las cosas van cambiando, sabiendo que no es suficiente y que igual se vuelve necesario trabajar en prevención, en la familia, en la comunidad, en las iglesias y en todo lugar.

Prevenir con el nuevo sistema

El titular del Ejecutivo dijo que en Honduras es necesario “prevenir con este sistema de emergencias y con este sistema de cámaras, porque, por ejemplo, resulta disuasivo y de mucho beneficio hasta para los gobiernos locales, sacando el mejor provecho”.

Asimismo, aseguró que “con este tipo de sistemas debemos tener la capacidad de cerrar las ciudades en minutos para contrarrestar el crimen y la violencia. Esto nos va a permitir trabajar en factores como el turismo y que incida en el crecimiento económico y en oportunidades de ingresos en la gente”.

El turismo es un importante generador de empleo y crecimiento económico en el país y por lo tanto se vuelve necesario mejorar la seguridad, añadió.

“Por el crecimiento del turismo nos hemos visto obligados a mejorar la seguridad en la zona y estamos dispuestos a preguntar incluso a la gente beneficiada si se sienten más seguros o qué problemas tienen porque Honduras necesita seguir creciendo”, dijo el mandatario.

Ayuda de la población

Hernández pidió a la población “que nos ayude con información, manteniendo la secretividad del caso, porque no podemos ver hacia un lado si las cosas no están saliendo bien o pasan cosas raras o malas en nuestros vecindarios; vamos a atacar el problema recibiendo información y guardando la identidad de la persona que colabora”.

Subrayó que se requiere el apoyo “de los gobiernos locales para poder asistir financieramente a la micro, pequeña y mediana empresa porque se hace necesario seguir llegando a los sectores más necesitados; hemos logrado muchas cosas pero no hubiese sido posible si no mejoramos en materia de seguridad y por eso debemos trabajar en prevención”.

Exhortó a la población de occidente a que “sigamos trabajando unidos y aprovechen estos tres años que faltan (de mandato) para situar esta región con un crecimiento económico importante en los siguientes años”.

Con la puesta en funcionamiento de este centro se verán beneficiados 800.000 habitantes de los departamentos de Ocotepeque, Copán y Lempira, así como al menos 500.000 turistas que visitan esta zona cada año.

Con esta inversión, el mandatario hondureño da cumplimiento a su palabra en el sentido de potenciar el Sistema 911 a nivel nacional, con el único objetivo de contribuir a la reducción de los niveles de violencia y criminalidad y, por ende, recuperar la paz social en el territorio nacional.