Honduras Solidaria entrega alimentos sin discriminación entre beneficiarios

– La distribución se hace sin listado previo, pero el beneficiario debe firmar, dice Arnaldo Bueso.

– “Esta entrega no tiene nada de discriminación; estamos llegando a las colonias más pobres”, afirma.

– Recuerda que iglesias y sociedad civil vigilan transparencia de la operación.

 

Tegucigalpa, 12 de abril. La Operación Honduras Solidaria continuó este domingo entregando alimentos a centenares de hogares en varias colonias del Distrito Central, San Pedro Sula, Choloma, Villanueva  y La Ceiba, actividad que se hace sin discriminación para beneficiar a la población más afectada por el confinamiento debido a la emergencia por el coronavirus

El secretario de Educación y coordinador de Honduras Solidaria, Arnaldo Bueso, dijo que continúa la ejecución del programa a través del cual, por iniciativa del presidente Juan Orlando Hernández, se dota de alimentos a los más necesitados afectados por la emergencia, con la meta de llegar a 800.000 familias que representan 3,2 millones de personas.

A la fecha, se ha beneficiado a más de 100.000 familias en varios departamentos con la entrega casa por casa.

Este domingo, en el departamento de Cortés se entregaron alimentos en Pueblo Nuevo (Choloma), colonia Trinchera, colonia Brisas del Cacao, sector Lomas del Carmen, y colonia Gracias a Dios, en  San Pedro Sula, así como en Villanueva.

En el Distrito Central se entregaron en la colonia Las Palmas y en la aldea Emmanuel, mientras que en La Ceiba fue en la comunidad de La Colorada, en el sector Río María.

 

 

 

Casa por casa

En una comunicación con el canal HCH, el funcionario dijo que las planificaciones para distribuir los alimentos y artículos de higiene personal se hacen a diario, pero que en el campo muchas veces hay condiciones que no permiten hacer la entrega, entre ellas “la aglomeración de personas”.

Reafirmó que la finalidad de este programa es ir “casa por casa” para  cumplir con las normas de bioseguridad y que la gente no salga de su hogar para evitar contagiarse del virus.

Bueso explicó que esta bolsa “contiene alimento para una semana” y dijo que la entrega “se hace sin ningún listado”, pero que una vez entregado el alimento la persona que lo recibe debe firmarle a un Guía de Familia, que no es el que entrega, sino que la hacen directamente las Fuerzas Armadas.

Transparencia

El funcionario recordó que este programa esta auditado por varios sectores y por eso se debe tener un soporte para “rendir cuentas”.

El Foro Nacional de Convergencia, la iglesia católica, la iglesia evangélica,  y ONGs, entre ellas Foprideh, así como organizaciones comunitarias, están vigilando para que este proceso se haga de acuerdo a lo establecido, añadió.

“Esta entrega no tiene nada de discriminación; estamos llegando a las colonias más pobres. Evidentemente, no hemos llegado a algunas zonas porque sabemos que no tienen necesidad de recibir los alimentos”, indicó.

Además, “estamos incluyendo a los motoristas, taxistas, lustrabotas y reparadores de calzado, entre otros que están afectados por esta pandemia”, dijo el funcionario.

Apuntó que se llegará con cuatro entregas semanales a las zonas beneficiadas para que no haga falta alimento por lo menos durante un mes y que la población se mantenga en su casa.

Las bolsas entregadas contienen alimentos y productos de higiene personal como frijoles, harina de maíz y trigo, arroz, manteca, café, azúcar, sal, papel higiénico, sopas, cubitos, jabón de lavar ropa, jabón para manos, mascarillas, arroz, pastas, salsa y margarina, entre otros.