“Honduras debe transitar por el camino de la sinceridad”

  • La Pareja Presidencial participó en la jornada de oración “Un Clamor Por Honduras”
  • “Estoy consciente que recibimos un país al borde del abismo, pero estoy aquí para decir que debemos consolidar el camino que iniciamos”, dijo el mandatario.
  • “Cuando me dijeron que el país necesitaba seguridad, dije que había que aprobar la extradición, hemos arriesgado todo por hacerlo y lo volveríamos a hacer”, asegura.

 

Tegucigalpa, 26 de junio. Un encuentro con Dios sostuvieron este miércoles el presidente Juan Orlando Hernández y la primera dama, Ana García de Hernández, al participar en la jornada de oración “Un Clamor por Honduras” que ofició en Casa de Gobierno la Confraternidad Evangélica.

En el encuentro cristiano participó además el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva Herrera; diputados, gobernadores departamentales, el Comandante del Estado Mayor Conjunto, René Orlando Ponce Fonseca; el Comisionado de la Policía, Leonel Sauceda, funcionarios del Gabinete de Gobierno, entre otros.

Entre los presentes estaban también el pastor Gerardo Irías, Presidente de la Asociación de Pastores de Tegucigalpa y Comayagüela, y alrededor de 200 pastores provenientes de todo el país.

La jornada de oración tiene como propósito renovar la fe y el sentimiento de amor en todos los hondureños, así como expandir el anhelo de disfrutar y vivir en paz en todos los rincones de una nación que apunta a la prosperidad y el desarrollo.

En su intervención, el presidente Hernández expresó que es refrescante e inspirador tener a líderes de la Iglesia de distintos lugares del país, “y agradecerles por estar de frente, llamando a las cosas por su nombre, a lo blanco, blanco y a lo negro, negro”.

Aseguró que “estoy consciente que recibimos un país al borde del abismo, pero estoy aquí para decir que debemos consolidar el camino que iniciamos; no ha sido fácil, pero para eso debemos tener consistencia en la agenda del país y los diferentes sectores”.

“Debemos elegir entre el camino bueno y el malo, y hoy por hoy es necesario decir que los buenos somos más… Si Dios está con nosotros, quién contra nosotros, y eso debemos llevarlo a la práctica”, expresó.

Agregó el líder del Ejecutivo que “a veces dicen que mi problema es ser directo, pero Honduras debe transitar por el camino de la sinceridad; quizá nos equivocamos en algunas cosas y en otras acertamos, pero que no quepa duda que lo hicimos pensando en el bienestar de Honduras y eso lo seguiremos haciendo”.

Avances

Por otra parte, el presidente Hernández destacó los avances sustanciales que ha tenido en su Administración en materia de seguridad, prevención, economía, agro, entre otros temas.

“No hubiéramos logrado esto si Dios no hace su voluntad, porque ustedes no tienen idea de lo complejo que es el tema de seguridad”, aseguró Hernández al tiempo que afirmó que “el país necesita orden y seguridad”.

Por lo tanto, el jefe de Estado comentó que, “cuando me dijeron que el país necesitaba seguridad, dije que había que aprobar la extradición; hemos arriesgado todo por hacerlo y lo volveríamos a hacer. Y debemos continuar con la reforma de la Policía Nacional”.

Aportó que “tenemos que consolidar que se hayan rebajado los índices de muertes y la violencia, pero necesitamos el concurso de la Iglesia y allí pedimos el apoyo de los pastores, para que sigamos fomentando los valores en la familia”.

“Bienaventurada la nación cuyo Dios es el Señor”

Por su parte, la primera dama, Ana García de Hernández, subrayó que “hay un pueblo en Honduras que, como dice la Escritura, no ha doblado sus rodillas”.

“Hoy participamos de esta jornada sabiendo que mejores cosas vienen para esta nación y bien lo dice Salmo 33: bienaventurada la nación cuyo Dios es el Señor, cuyo Dios escogió por su heredad”, ahondó la esposa del mandatario Hernández.

“Hoy vivimos momentos especiales en la historia de nuestro país, pero sé que cuando mayor es la bendición, mayor es la guerra. Los que amamos a Dios sabemos que todas las cosas nos ayudan a bien”, expresó Ana García de Hernández.

Mientras tanto, el Presidente de la Confraternidad Evangélica, Oswaldo Canales, aportó que “la adversidad nos ayuda a juntarnos para crecer y a madurar espiritualmente. Conscientes del momento que estamos pasando, debemos fortalecernos en el Señor y en el poder de su fuerza. Es importante que sepamos contra quién luchamos y es contra huestes de maldad”.

“Acercarnos a Dios siempre va a ser nuestra mejor solución para los problemas. Si nos aislamos de Dios, el tiempo postrero será peor que el primero y por eso debemos aferrarnos a él para que vengan tiempos de refrigerio”, agregó Canales.

Por último, el pastor Roy Santos adicionó que “oramos en este día en el nombre de Jesucristo por el presidente Hernández, para que se cumpla el propósito por el cual Dios lo puso en la presidencia”.