Guardia de Honor Presidencial recrea el Viacrucis con solemnidad y ruega por el país ante pandemia

– La escenificación se hizo con respeto a las medidas de bioseguridad.

– Miembros de la GHP evidencian disciplina, creatividad y profundo respeto religioso.

– “Ante lo que estamos viviendo, debemos ser mejores padres, mejores ciudadanos, mejores hijos, servir al prójimo, tratar de ser justos”, dice jefe del Estado Mayor Conjunto, general Tito Livio Moreno.

– “En este momento que estamos pasando, Dios nos va a sacar adelante, y después de la tormenta viene la calma, y pegados a Dios, todo nos va a salir bien”, expresa jefe del Estado Mayor Presidencial, coronel Tulio Romero.

 

Tegucigalpa, 10 de abril. La Guardia de Honor Presidencial (GHP) recreó hoy el santo Viacrucis, como una forma de preservar las costumbres religiosas de Honduras y también para pedirle a Dios protección para el país ante el coronavirus, en especial para el personal sanitario y demás sectores que están en la primera línea de combate de la pandemia.

La institución militar llevó a cabo la procesión del Viacrucis en sus instalaciones, ante la presencia del jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, general Tito Livio Moreno; el jefe del Estado Mayor Presidencial, coronel Tulio Romero, y el comandante de la Fuerza Aérea Hondureña, general Javier Barrientos, entre otras autoridades militares.

La escenificación del Viacrucis (en latín, camino de la cruz) fue realizada a cabalidad por más de 300 efectivos de la GHP, con mucho detalle tanto en vestuario como en la solemnidad, así como en el cumplimiento de las normas de bioseguridad para evitar la propagación del virus.

El Viacrucis es una de las devociones o prácticas de oración más extendidas entre los católicos. Se realiza el Viernes Santo y refiere los diferentes momentos vividos por Jesús de Nazaret desde su captura y juicio, hasta su crucifixión y sepultura.

También es conocido como “Estaciones de la cruz” y “Vía dolorosa”, y en sí trata de un acto de piedad, un camino de oración que se busca con la meditación de la pasión y muerte de Jesucristo en su camino al Calvario.

El camino se representa con una serie de 14 imágenes de la Pasión, denominadas estaciones, correspondientes a incidentes particulares que, según la tradición católica, Jesús sufrió por la salvación de la humanidad basados en los relatos evangélicos y la tradición.

En cada estación, cuidadosamente recreada, cada efectivo de la GHP evidenció disciplina, creatividad y un profundo respeto por la fe católica.

Ruegos ante la pandemia

La obra fue programada en dos días y tuvo como principal objetivo, además de preservar las costumbres religiosas, clamar ante Dios por la epidemia que azota al planeta y a Honduras en particular.

En cada estación se hizo una solicitud por los diferentes sectores que sufren o enfrentan al coronavirus en Honduras.

Para el caso, en la quinta estación, cuando Simón es obligado a ayudar a cargar la cruz de Jesús, se solicitó en oración por la protección para el personal de salud y todos los demás sectores que están haciendo frente a la pandemia.

En la séptima estación, cuando Jesús cae por segunda vez, se pide en oración para que el pueblo hondureño no caiga en histeria, temor y desesperación a causa de la epidemia del coronavirus.

Una demostración de fe

El jefe del Estado Mayor Conjunto felicitó a la GHP “por un gran esmero para realizar esta obra que ha recreado la muerte y pasión de nuestro señor Jesucristo, por poner dedicación en cada estación e imaginarnos lo que Jesús vivió y el dolor que sintió él, así como su madre”.

“Ante lo que estamos viviendo, debemos recordar que debemos ser mejores padres, mejores ciudadanos, mejores hijos, de servir al prójimo, tratar de ser justos”, manifestó Moreno.

“Cada uno que hizo su papel con devoción nos hace sentir contentos por recrear la obra de Jesús, al limpiarnos de cada uno de los pecados”, indicó, y dijo que “nos debe igual llamar a la reflexión para tratar de andar en esa senda que él nos dejó, de hacer las cosas bien y hacer las cosas correctas”.

Moreno dijo que “lo más importante es el mensaje de fe y esperanza en la resurrección de Jesús, indicándonos que siempre hay un mejor futuro y que este paso por la tierra es temporal y que en un día futuro estaremos junto a él”.

“Esta es una extraordinaria demostración de fe, de compromiso y de la capacidad creativa y artística de la GHP y de las Fuerzas Armadas de Honduras y de la Policía Nacional”, manifestó.

“Nos han dejado conmovidos -añadió- porque con esta realidad que se le puso a la obra nos han hecho ver lo que Cristo sufrió por nosotros y por eso pedimos perdón”.

Acercándose a Dios

El jefe del Estado Mayor Presidencial, coronel Tulio Romero,  dijo que “es para mí un día especial porque un Viernes Santo, de pandemia, la Guardia de Honor Presidencial ha hecho varias actividades acercándose a Dios y una de ellas fue este Viacrucis”.

“Se pasaron la norma, fue una espectacular recreación”, manifestó Romero, quien dijo que “en este momento que estamos pasando, Dios nos va a sacar adelante, y después de la tormenta viene la calma, y pegados a Dios, todo nos va a salir bien”.