Este Gobierno hará lo que tiene que hacer para que los docentes sepan cuánto dinero tienen y dónde está

Presidente Hernández:

“Este Gobierno hará lo que tiene que hacer para que los docentes sepan cuánto dinero tienen y dónde está”

  • El gobernante instruye a Educación y entes reguladores para investigar dónde están los fondos aportados por los docentes en los últimos años.
  • Denuncia no es del Gobierno, sino de un colegio magisterial contra otro, señala.
  • El mandatario expresa su posición en favor de las bases del magisterio para aclarar esta situación.

 

Tegucigalpa, 29 de mayo. “Muchos maestros no saben cuánto tienen o cuánto les deducen, pero ante estas situaciones de acusaciones mutuas se debe investigar dónde están los fondos y si los van a recibir en una cuenta a su nombre y que puedan utilizar sin mayores trabas”, afirmó hoy el presidente Juan Orlando Hernández en conferencia de prensa en Casa de Gobierno.

“El Gobierno hará lo que tenga que hacer para que el docente de base sepa cuánto dinero tiene y dónde está, y si quiere recuperarlo que lo recupere, pero debe estar en una cuenta individualizada”, agregó.

Hernández se refirió al tema ante la interrogante de un periodista sobre la denuncia interpuesta por el Primer Colegio Profesional Hondureño de Maestros (Pricphma), contra el Colegio Profesional Superación Magisterial Hondureño (Colprosumah), por el uso indebido de más de 67.5 millones de lempiras.

Dirigentes gremiales pretenden chantajear al Gobierno, con la huelga y tomas de carreteras que ejecutan desde hace varios días, para que no se investigue esa situación, según dijo el martes el ministro de la Presidencia, Ebal Díaz.

El mandatario expresó hoy su decisión de trabajar en favor de las bases del magisterio para que se pueda aclarar “cuánto dinero tiene y dónde está, y si quiere recuperarlo que lo recupere, pero debe estar en una cuenta individualizada”, según lo que expone la ley.

Recalcó que “el Gobierno no ha denunciado a nadie; aquí lo que ha ocurrido (es) que la acción se originó desde 2012 y que existe una sentencia del año pasado y que hace unas semanas, antes de que se diera todo este debate, ya se había presentado una denuncia de parte del colegio Pricphma contra el Colprosumah”.

No es denuncia del Gobierno

El gobernante remarcó que “es la denuncia de un grupo del magisterio a otro, no es del Gobierno, y aunque se ha hablado de más de 67 millones de lempiras, otros hablaban de 500 millones y otros de 1.200. No nos corresponde a nosotros confirmar ahora una u otra cantidad”.

Hernández recordó que cuando él fue presidente del Congreso Nacional “trabajamos una reforma, a petición de los docentes de base, porque ellos querían tener seguridad de cuánto era la deducción y en qué se iba invertir ese dinero; hicimos la reforma para tener claridad para que el docente supiera cuánto se le iba a deducir y dónde iba a quedar ese dinero”.

Afirmó que ese principio sigue siendo válido y que “el Gobierno hará lo que tenga que hacer para que el docente de base sepa cuánto dinero tiene y dónde está, y si quiere recuperarlo que lo recupere, pero debe estar en una cuenta individualizada; eso es lo que dice la ley y fue el espíritu de aquel acuerdo”.

Informó que instruyó al ministro de Educación, Arnaldo Bueso, a su equipo, “y estoy pidiendo colaboración a los entes reguladores en la materia, para que esos recursos que cada docente ha aportado producto de su trabajo diario, que cada mes le sacan una cantidad, el docente tiene derecho a saber cuánto le han deducido, dónde está el dinero y cómo lo puede recuperar a una cuenta personal, individualizada”.

No se puede perder de vista que en aquel momento “todos coincidimos en que era justo, y muchos hoy se preguntan dónde está su dinero y no saben dónde está. Otros no saben cuánto tienen y aquí de lo que se trata es actuar con transparencia y creo que todos los dirigentes deberían pensar igual”, añadió.

Hernández refirió que lo que corresponde al Estado es “identificar lo que se le dedujo a cada quien, dónde está ese dinero y que se le deposite donde debe estar, en una cuenta con nombre y apellido para cada maestro, para que el docente decida si lo utiliza y de qué forma; esa fue la reforma que se hizo”.