En Santa Cruz de Yojoa: Más de 200 personas con discapacidad reciben ayuda de Honduras Para Todos

Santa Cruz de Yojoa (Cortés), 6 de noviembre. Más de 200 personas con discapacidades del municipio de Santa Cruz de Yojoa Cortés) recibieron hoy ayudas técnicas del programa Honduras Para Todos, en un acto que fue presidido por la primera dama, Ana García de Hernández.

“Honduras Para Todos es para crear esperanza” y por eso se trabaja de manera ardua para atender a las personas con capacidades especiales en todo el país, dijo García de Hernández durante la entrega de la ayuda, celebrada en la Escuela John F. Kennedy.

El lote de ayudas incluyó 98 sillas de ruedas para adultos, 25 para niños, 10 andadores, 20 colchones anti escaras y dos juegos de muletas para niños. Este aporte gubernamental representa una inversión de 519,447.50 lempiras.

En el acto también se entregaron identificaciones para 200 personas, con las que podrán recibir descuentos en alimentación, exámenes médicos, medicamentos, hospitalización, actividades recreativas y transporte aéreo y terrestre, entre otros beneficios.

}

Un programa de esperanza

Honduras Para Todos es un programa que busca incluir y asistir a miles de personas que por años han estado en el olvido, subrayó la Primera Dama.

Refirió que para el presidente Juan Orlando Hernández y para ella “ayudar a las personas con discapacidad no es por lástima; se trata de poner a estas personas en prioridad número uno y porque tienen los mismos derechos que el resto de pobladores de Honduras”.

Expuso que “Honduras Para Todos es un programa que trabaja de la mano con Vida Mejor y se ha podido conocer que las personas con capacidades especiales en muchos casos tienen una gran necesidad, y para eso trabaja el Estado, para favorecer a ese tipo de hermanos hondureños que requieren solidaridad”.

“Vida Mejor y Honduras Para Todos deben permitir que las personas con capacidades especiales vivan con dignidad. No queremos que estén escondidos en la última casa o en el último cuarto, queremos que igual sean protagonistas de esta nación”, apuntó.

Las personas con capacidades especiales son héroes -agregó la Primera Dama- porque les toca enfrentar muchas adversidades, al igual que sus familias; “es deber de los que no sufrimos con esos desafíos ayudarles y apoyarles”.

 

En Honduras todos contamos

García de Hernández enfatizó en que el deber del ser humano es apoyar y ser solidario “porque en un momento la vida puede cambiar, y por eso surge Honduras Para Todos, porque en Honduras todos contamos y todos valemos”.

Valoró el trabajo de los colaboradores de Honduras Para Todos, “jóvenes que, además de trabajar y obtener una remuneración, tienen la oportunidad de servir y formarse una conciencia social; son hombres y mujeres edificadores de la Honduras que necesitamos”.

Explicó que como parte de este programa “se ha llevado un proceso de identificación de todos los pobladores que conviven con capacidades especiales, y por medio del carnet tienen la posibilidad de acceder a algunos beneficios importantes”.

No se hacía en el pasado

El alcalde de Santa Cruz de Yojoa, Marlon Pineda, del partido Libre, reconoció “el esfuerzo de parte del Gobierno del presidente Hernández asistiendo a más de 200 personas y por incluir en la agenda de trabajo a las personas con capacidades especiales; esto no se estaba haciendo en el pasado”.

Agradeció también el apoyo gubernamental en infraestructura vial, en el Distrito Turístico la Joya de los Lagos y en el sector educativo al mejorar el Instituto Técnico Santa Cruz y la Escuela Modesto Chacón de la Comunidad Cielo Azul Sierra.

 

De interés

– A través de Honduras Para Todos se busca fomentar el fortalecimiento de un modelo de atención integral para personas con discapacidad, que garanticen la protección de los derechos y la inclusión plena, participativa de las personas con discapacidad, a través de la identificación, caracterización y dotación de ayudas solidarias.

– El programa igual busca beneficiar con ayudas técnicas a personas con discapacidad, en extrema pobreza y pobreza relativa, que han sido identificadas por los jóvenes coordinadores y promotores, mediante la correspondiente ficha diagnóstica de identificación y caracterización.