En el homenaje a la Virgen de Suyapa: Presidente Hernández aboga por la construcción de la paz entre los hondureños

Tegucigalpa 1 de febrero. En el marco de la celebración del 272 Aniversario del hallazgo de la Virgen de Suyapa, el presidente Juan Orlando Hernández consideró que este momento debe ser propicio para abogar por la construcción de la paz entre los hondureños.

Durante la Santa Eucaristía organizada por las Fuerzas Armadas y oficiada en la Basílica de Suyapa por el padre Carlos Magno Núñez, el mandatario exhortó a los peregrinos “que este es un momento de reflexión y de paz”.

“Bienaventurados los que trabajan por la paz”, añadió el Gobernante que era acompañado por la primera dama, Ana García de Hernández.

Seguidamente agregó que “hoy venimos con humildad y devoción para saludar a la virgencita de Suyapa”.

Reconocimiento a las Fuerzas Armadas

El presidente Hernández hizo un reconocimiento a los miembros de las Fuerzas Armadas por su lucha en recuperar la paz y tranquilidad del país.

“Hoy es un momento especial para recordar a los hermanos y hermanas que son miembros de las Fuerzas Armadas y operadores de justicia que han ofrendado su vida por trabajar por la paz de Honduras. A esos héroes nunca los olvidemos”.
Pidió el titular del Ejecutivo que “Dios nos acompañe y que la Virgen nos siga acompañando. En hora buena”.

Anunció que “siempre estaremos para acompañarles; que Dios bendiga a Honduras. Que Dios bendiga nuestra Policía Nacional y que Dios bendiga nuestra Fuerzas Armadas”.
“Soldados de mi patria, gracias por contribuir para ir recuperando la paz que nos merecemos”, dijo el líder del Ejecutivo.

Además, en la Santa Eucaristía participaron la Fuerza Naval, Ejército, Fuerza Aérea y Policía Militar, instituciones que rindieron homenaje a la Virgen de Suyapa, Patrona de Honduras.

 

Cambio de cultura
Por otra parte, el Jefe de Estado destacó los avances que ha tenido el país en materia de seguridad y en la lucha contra la criminalidad.
Además, valoró el esfuerzo que han hecho los operadores de justicia, quienes arriesgan su vida a diario por la seguridad, por la paz y la tranquilidad del país.
En ese contexto, el gobernante consideró como histórico entregar las primeras viviendas a miembros de las Fuerzas Armadas y operadores de justicia que merecen vivir con seguridad en este sistema de vivienda fiscal.
“Hemos dado el primer paso para que nuestros militares, policías, operadores de justicia, bomberos tengan ese espacio de una vivienda fiscal para poderlos proteger del enorme riesgo que han estado sometidos ustedes y sus familias en barrios y colonias”, explicó Hernández.
Ahondó que para buscar la paz en los pueblos se tiene que “dar pasos adicionales” y uno de ellos es “cambiar la cultura de nuestros pueblos”.
Por tanto -continuó diciendo- tenemos que trabajar con los niños en el seno de las familias y cualquier espacio de convivencia es “fundamental para prevenir de las cosas que hemos sufrido en las últimas décadas para que no vuelvan a ocurrir. Esto es parte de nuestra misión”.
El mandatario también valoró el acompañamiento del Poder Judicial, Congreso Nacional y sociedad hondureña.

Artesanos de paz
De su parte, el rector de la Basílica Menor de Suyapa, padre Carlos Magno Núñez, exteriorizó que “la paz es un don de Dios. Todos nosotros estamos llamados a ser artesanos de la paz”.
“Hoy en homenaje a la reina del cielo estamos llamados a ser constructores de la paz y eso consiste en un conjunto de valores y comportamientos”, remarcó.

El religioso expresó que “queremos una Honduras en paz; queremos buscar el bien común y dejar los intereses personales que tanto hacen mal. Hacer a un lado el egoísmo y esforzarnos en servir a los más débiles y necesitados. Ellos siempre tienen que estar primero en esta lucha”, afirmó.
Como parte de la liturgia eucarística, la institución castrense, la Policía Nacional y el presidente Juan Orlando Hernández entregaron ofrendas en honor a la Virgen Santa María de Suyapa, capitana general de Honduras.