Embajador de España: Palmerola será la Marca Honduras para el mundo

Comayagua, 2 de noviembre. El aeropuerto internacional de Palmerola será la Marca Honduras para el mundo, afirmó hoy el embajador de España en el país, Guillermo Kirkpatrick.

“Estamos contentos de contribuir en la construcción del aeropuerto internacional de Palmerola”, señaló el diplomático español al participar con el presidente Juan Orlando Hernández en una visita de supervisión de la primera fase de lo que será esa terminal aérea ubicada en el valle de Comayagua.

Asimismo, resaltó que la relación de España con Comayagua es histórica y se ha contribuido en obras de educación, salud, agua y saneamiento y cultura, entre otros aspectos.

“Nos sentimos alegres de estar contribuyendo con un granito de arena en el financiamiento de esta obra”, a través de fondos de reconversión de la deuda de Honduras con España, expresó.

“Ya hemos visto los avances y los diseños de lo que será el aeropuerto. Yo estoy seguro de que la torre de control será la guinda arquitectónica más hermosa de la terminal aérea”, subrayó Kirkpatrick.

Referente para el país

El embajador español afirmó que este es un proyecto importante, pues será el referente del país, y “estamos seguros de que será capaz de tener un efecto catalizador para el desarrollo no solo de Honduras, sino de toda la región”.

El aeropuerto internacional de Palmerola será la Marca Honduras para el mundo, destacó el diplomático español.

Puntualizó que España estará dispuesta a contribuir con más recursos, aparte de la financiación de los 53 millones de dólares de los fondos de reconversión de deuda que Honduras tiene con el Reino de España, para la construcción de esa terminal aérea.

“Esa financiación no tiene ningún interés por su desembolso”, recalcó.

El apoyo de la cooperación española continuará en pro del progreso de toda la sociedad hondureña, remarcó.

“Al culminarse el aeropuerto internacional de Palmerola en 2021, se dará en el marco del gran bicentenario de Independencia de Honduras”, finalizó el embajador Kirkpatrick.