Afirma subsecretario de Seguridad: “O derrotamos al crimen o regresamos al borde del abismo”

Tegucigalpa, 11 de marzo. “Estamos a la mitad del camino, es una decisión que tenemos que tomar los hondureños: o terminamos la tarea y profundizamos y nos esforzamos más y derrotamos el crimen organizado, o nos relajamos un poco, con el peligro de regresar a donde estábamos, que era al borde del abismo”.

Lo anterior fue expresado hoy por el subsecretario de Seguridad y coordinador general de Gobierno adjunto en el Gabinete de Prevención, Seguridad y Defensa, Luis Suazo, en un foro matutino de un canal televisivo nacional.

“Recordemos que hace tan sólo cuatro años estábamos entre los países más violentos del mundo. Ojalá no volvamos a caer en descuidar la seguridad, ni cuando lleguemos a cero homicidios, porque, si no, volveríamos a retroceder”, enfatizó el funcionario.

No es problema presupuestario

Suazo desestimó las opiniones de sectores opositores al Gobierno que critican que con el incremento de efectivos para brindar más seguridad se pretende la elevación de las partidas presupuestarias en esta materia.

“Este no es un problema de presupuesto, porque en el pasado, cuando se necesitó asignar más recursos, no se hizo, y por eso la problemática creció, y yo veo que hoy muchos reclaman seguridad, pero cuando tuvieron la oportunidad de administrar el Estado no hicieron nada para enfrentar y frenar el problema creciente de inseguridad”, comparó.

El viceministro de Seguridad expresó que “no es correcto que se diga que se dedica más presupuesto a seguridad que a Salud y Educación.

En ese sentido, detalló que “Salud tiene un presupuesto de 14.000 millones de lempiras anuales, Educación de 30.000 millones, Seguridad de 6.500 millones y Defensa de 8.000 millones”.

Asimismo, recordó que “el presidente (Juan Orlando Hernández) ha sido claro en que este año el 40 por ciento de la Tasa de Seguridad se ocupará en el tema de impulsar la educación. Para este año el presupuesto en Educación aumentó en 950 millones de lempiras, mientras Seguridad aumentó 250 millones”.

Agregó que en “Salud en los últimos tres años se cuadruplicó el presupuesto. Además, si no arreglamos la Seguridad, las demás cosas no nos van a funcionar”, vaticinó Suazo.

Reiteró también que si bien es cierto se ha logrado bajar la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes, de 86.5 a 40.6 en los últimos cinco años, también lo es que en ese proceso se han perdido más de 67.000 vidas de hondureños, por descuidar el tema de seguridad en períodos anteriores.

En relación a la transparencia con que se manejan los recursos, Suazo indicó que cualquier ciudadano puede ingresar al portal de transparencia para que vean cómo se ha manejado cada centavo adquirido a través de la Tasa de Seguridad Poblacional.

“Este portal tiene 100 por ciento en la nota que da el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) y no es una nota regalada, sino porque ha cumplido con todos los requerimientos para obtenerla”, subrayó.

Interés de los alcaldes

El subsecretario de Estado explicó que “cuando tomamos la administración anterior teníamos una tendencia al alza en los homicidios, subía 12.8 por ciento al año y teníamos 11 veces el promedio mundial; ahora estamos a cinco veces el promedio mundial y seguimos bajando, que es lo más importante”.

“En San Pedro Sula -prosiguió diciendo- del 2012 a la fecha el índice de homicidios ha bajado en un 70 por ciento y por eso es que se vuelve un reto muy grande no sólo mejorar esta situación, sino hacerlo sostenible en el tiempo”.

En la actualidad hay preocupación por los homicidios por problemas de convivencia, como enfrentamientos por diferencias personales o alcoholismo, y de allí se deriva el acercamiento del mandatario con los alcaldes hondureños, expuso.

“Eso demuestra la preocupación que los alcaldes sienten porque ellos son los que están viviendo los problemas de inseguridad relativos a la convivencia, y no es que los homicidios por convivencia hayan subido, sino que, como el otro tipo de homicidios ha bajado, entonces queda al descubierto esta problemática”, sostuvo.

“No debemos caer en el error (de creer) que esto ya se terminó, porque la seguridad es un medio, no un fin; el fin es el desarrollo del país, y si no hay seguridad, no hay inversión, y si no hay inversión no habrán puestos de trabajo, que es lo que realmente necesitamos para mejorar”, razonó.

“Todos estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo por recuperar la paz y tranquilidad, pero éste es un proceso que necesita de la participación de los ciudadanos, especialmente por medio de la denuncia. La denuncia al 143 o al 911 es de inestimable valor”, puntualizó.

Protección y apoyo social

Suazo explicó que las acciones del Gobierno para apoyar a la población se han dividido en dos: “una, de protección a la población y, por el otro lado, tenemos el tema de la recuperación social, lo cual lo vuelve un modelo de seguridad propio para Honduras”.

En el tema de la recuperación social, se está trabajando en la rescate de los espacios públicos, para incentivar la sana convivencia entre familiares y vecinos.

Asimismo, se ha procedido a instalar alumbrado público de primera calidad, se llevan recreovías y brigadas médicas, ya que en el caso de algunas colonias, como la recién intervenida Ciudad España, en el Valle de Amarateca, los malvivientes hasta ya habían sacado a los miembros de la Cruz Roja, quienes tenían un destacamento sanitario en ese lugar.

“En este proceso intervienen múltiples instituciones del Estado como la Sedis e Idecoas, entre muchas otras; por lo tanto es un esfuerzo integral”, explicó el funcionario.

“Hacia adelante nos espera un futuro de paz si nos unimos a luchar contra los criminales”, concluyó el viceministro Suazo.