Afirma el ministro de Defensa: Honduras tiene más seguridad tras estar secuestrado por maras y crimen organizado

Tegucigalpa, 3 de enero. El ministro de Defensa, Fredy Santiago Díaz Zelaya, afirmó que “Honduras no debe olvidar de dónde venimos en materia de seguridad” y tras recordar que en su momento fue “un país totalmente secuestrado por maras y pandillas, narcotráfico y crimen organizado”, destacó que hoy brinda mayor seguridad para su población.

Díaz Zelaya recalcó que ahora que se han bajado los índices de violencia se le puede conceder mayor atención a otros sectores que necesitan el apoyo estatal.

El secretario de Defensa destacó el papel de las Fuerzas Armadas, la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) y del Consejo Nacional de Defensa en los logros en materia de seguridad.

Es de reconocer, según Díaz Zelaya, cómo las Fuerzas Armadas han ayudado a cumplir con la misión que, por la situación especial que había en 2014, se les encomendó para que ayudaran a reducir los índices de violencia con los operadores de justicia y en el marco de Fusina.

Expuso que alcanzar una reducción de más de 86 muertes por cada 100.000 habitantes, a menos de 40, “es una hazaña que quizá muy pocos países han logrado, y quizá solo Honduras lo haya alcanzado”.

Refirió que ese logro es gracias a la coordinación institucional y a un liderazgo fuerte del presidente Juan Orlando Hernández, “quien ha dicho que no se debe retroceder ni un milímetro en lo que ya obtuvimos en materia de seguridad y defensa, y a las estrategias que salieron del Consejo Nacional de Defensa y ejecutadas por Fusina.

El titular de Defensa aseveró que “la Operación Morazán hizo las cosas de manera diferentes y, por lo tanto, los resultados han sido diferentes, destacando que Fusina es un ejemplo de cómo se puede trabajar en Honduras en forma sincronizada, y apoyándose en los logros de cada eslabón unido en ese conjunto de esfuerzos”.

La Tasa de Seguridad, la diferencia

Díaz Zelaya remarcó que fue la voluntad política la que permitió reunir a todos los organismos operadores de justicia y seguridad para alcanzar un importante logro en cinco años, buscando ver a una Honduras mejor.

Expuso que “la creación de la Tasa de Seguridad llegó para ser la diferencia, porque existía la costumbre de ver a la Policía Nacional con carros destruidos, que no funcionaban y con un equipo de comunicaciones obsoleto; incluso ver a las Fuerzas Armadas con un escaso equipo y hoy se puede ver a la Policía Nacional repotenciada”.

Con ese aporte también ha sido muy bien equipada la Policía Militar del Orden Público y “gracias a ese impuesto que pagamos todos los hondureños se cuenta con el recurso necesario para el país en materia de seguridad”, recalcó.

Honduras era un país secuestrado

El ministro de Defensa también hizo especial énfasis en que nunca más se debe descuidar a los organismos encargados de la seguridad del país, “porque es primordial y vital para el Estado, porque igual debemos recordar de dónde venimos”.

Rememoró que Honduras viene de ser “un país totalmente secuestrado por maras y pandillas, secuestrado por narcotráfico, secuestrado por crimen organizado” y, por lo tanto, es de “reconocer el compromiso del liderazgo de Honduras porque, sin el mismo, no se hubiesen logrado los objetivos que hoy son palpables”.

“Al lograr importantes resultados en materia de seguridad, ahora el Estado puede dedicarse a otros aspectos que igual requieren toda la atención del Estado y para bienestar del pueblo hondureño”, consideró.

Díaz Zelaya afirmó que “Fuerzas Armadas siempre estará disponible para cuidar los bienes de Honduras y la población, aunque en los últimos cinco años se hizo con mayor intensidad, y en especial ahora que la Policía Nacional se ha reforzado, tiene mejor preparación y equipo”.

“Se ha logrado lo que el presidente Hernández puso como objetivos: recuperar a la Policía Nacional, darle apoyo, y ese es uno de los logros más importantes en estos cinco años, haber recuperado a la institución que se había descuidado y no se le quería hacer frente a la reorganización que necesitaba”, señaló.

El otro enfoque

El titular de Defensa refirió que cada año se analiza lo que requiere el país en materia de defensa y de seguridad, destacando que por lo mismo 2019 servirá para afianzar a todas las fuerzas de seguridad del país.

Adelantó que a partir de ahora el esquema de seguridad y defensa va a apuntar a cierto tipo de violencia en el que tiene que ver la cultura, por ejemplo, “la violencia doméstica, riñas, vendettas, así como el sector transporte, que a raíz de la nueva ley en el mismo va a cambiar el sistema y esto va a venir a dar al hondureño la posibilidad de no ser extorsionado o asaltado en los buses”.

Reafirmó que “Honduras va a cambiar totalmente, y con las capacidades que tiene el Estado y sus órganos de justicia, con una nueva visión, entonces el Estado deberá atender otros temas que no han recibido la atención debida, entre estos la seguridad social y la educación”.