Advierte el presidente Hernández: Si no se abren puertas a brigadas médicas, se está jugando con la salud de las familias

  • “Más vale abrir una puerta que cerrar un ataúd”, aconseja el gobernante.
  • “Estamos salvando vidas al llevarle el medicamento a su hogar, lo estamos salvando en su propia casa y así no se saturan los hospitales”, dice.
  • Si la ciudadanía no sigue las instrucciones, “no habrá hospital donde quepan los pacientes, ni morgue que aguante con tanto muerto”, insiste.

 

Tegucigalpa, 16 de junio. El presidente Juan Orlando Hernández advirtió hoy que si la población no abre las puertas a las brigadas médicas que andan casa por casa consultando sobre síntomas de coronavirus “se está jugando con la salud de las familias y los vecinos” frente a la pandemia.

El mandatario se refirió al tema en la presentación, mediante videoconferencia, de un informe sobre la Operación Honduras Solidaria (que entrega alimentos a la población) y luego de que las brigadas médicas iniciaran su trabajo en la colonia el Hato de Enmedio de Tegucigalpa.

Las brigadas médicas cubrirán otros sectores del Distrito Central y del Valle de Sula, que son los puntos de más alto contagio de coronavirus, y tienen el objetivo final de diagnosticar clínicamente de forma rápida a personas que puedan estar en sus casas con síntomas y que por diferentes razones no asisten a un hospital.

Hernández explicó que “estos son los casos que se nos complican; llegan tarde al hospital o centro de salud y tristemente van directo a la unidad de cuidados intensivos o a un respirador, y muchos no lo están logrando. Esas son muchas de las muertes que tristemente vemos a diario”.

Comentó que “esta es gente que no actúa de manera rápida y al primer síntoma, porque esta enfermedad es así, no perdona, y eso con las brigadas lo vamos a evitar”.

“Estamos salvando vidas al llevarle el medicamento a su hogar, lo estamos salvando en su propia casa y así no se saturan los hospitales”, dijo.

El mandatario expresó: “Le pido a todas las personas a quienes las brigadas le tocan la puerta, abran, es por su bien. Más vale abrir una puerta que cerrar un ataúd”.

Subrayó Hernández que “llevarle estos medicamentos a su casa, recibir atención médica a domicilio es la solidaridad del pueblo hondureño, es Honduras ayudando a Honduras a curarse, a protegerse”.

“Por eso siempre insisto: una de las mejores medicinas para curar esta y muchas más enfermedades es la solidaridad”, enfatizó.

Con impuestos se atiende pandemia

Hernández expuso que “la solidaridad, la mano amiga de los hondureños, es la que está ayudando a los hondureños más necesitados, porque son nuestros impuestos los que han mantenido la atención a esta pandemia”.

“Honduras no ha recibido aún desembolsos de los préstamos solicitados y aprobados por entes financieros multilaterales”, señaló.

“Eso habla”, destacó, “del orden de nuestras finanzas, de lo sano del sistema financiero del país; gracias por su trabajo a todo el Gabinete Económico”.

La única forma, cuidarse

El gobernante afirmó que la única manera para que “empecemos a vivir esta nueva realidad es cuidándonos, es algo que lo dicen los médicos”.

Hernández insistió en que se deben guardar las medidas de bioseguridad porque “si usted no se protege, no usa mascarilla, no guarda la distancia, sale a la calle o va a la casa de amigos, familiares, como si nada pasa, comparte alimentos, se da la mano, se anda abrazando, no estamos en nada”.

Indicó que, por más esfuerzos que hagan todos los que sí siguen las instrucciones, si persiste el incumplimiento “no habrá hospital donde quepan los pacientes, ni morgue que aguante con tanto muerto. Disculpen que sea así de crudo, pero es la realidad”.

Brigadas llevan medicamentos

Hernández también recomendó a la población que “si tiene un síntoma relacionado al covid-19, uno solo que tenga, dolor de cabeza, tos, pérdida del olfato, fiebre, llame de inmediato al 911, visite un centro de salud, pero hágalo de inmediato porque si no lo hace las consecuencias pueden ser graves. Eso es lo que está pasando actualmente en los hospitales”.

“Si (la población) no le abre las puertas a las brigadas médicas, déjeme decirle que usted está jugando con la salud de su familia, de sus vecinos, y después la gente no le tendrá miedo a la brigadas, le tendrá miedo al vecino que no abra”, advirtió.

Aseguró que las brigadas “guardan todas las medidas de bioseguridad, llevan el medicamento para curarlo si tiene síntomas, ábrales la puerta, no tenga miedo, es por su bien”.

“Si seguimos estas medidas, avanzaremos rápidamente a una salida con los menores daños posibles, porque recuerde que, si nos cuidamos, juntos avanzamos”, finalizó.