Gobierno, sociedad y cooperantes pactan compromiso por una educación de calidad

Tegucigalpa, 3 de enero. El Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández, la Comisión de Transformación del Sector Educación, sectores de la sociedad y cooperantes internacionales adoptaron hoy el compromiso para establecer las bases de una nueva plataforma que permita a los hondureños obtener servicios y una educación de calidad a corto, mediano y largo plazo.

El anuncio lo hizo el mandatario luego de reunirse en Casa Presidencial con las autoridades educativas, la Comisión de Transformación, representantes de gremios magisteriales, de la educación superior, de gobiernos municipales, sociedad civil y de la cooperación internacional, entre otros.

Se trata, explicó, de “un compromiso que permita realizar las reformas educativas que necesita el país en materia de desarrollo económico”.

En la reunión, el presidente Hernández y el ministro de Educación, Arnaldo Bueso, establecieron con los demás participantes la hoja de ruta para cumplir el compromiso con la educación entre el Gobierno y la sociedad hondureña e internacional, conforme lo establece el Plan Estratégico del Sector Educación.

El mandatario expuso que “este es un momento crucial para Honduras, por cuanto todos los países que avanzaron a mejores niveles de vida para su gente comenzaron priorizando la educación”.

Recordó que hace unos meses “ratificamos el Pacto Social por la Educación en este mismo lugar (Casa Presidencial) y hoy estamos alineando todos los esfuerzos en favor de la educación”.

Hernández enfatizó que con este compromiso “se están cimentando las bases de un nuevo esquema y hablamos con educación y servicios de calidad; hemos avanzado de a poco pero falta mucho porque la deuda es enorme”.

“En cinco años logramos reducir los niveles de violencia, y aunque no fue fácil, mejoramos mucho porque sin seguridad no hay progreso ni desarrollo”, expuso.

No hay mejora sin educación

El presidente Hernández planteó que es necesario profundizar en las reformas educativas, porque “no vamos a mejorar en índices de violencia si no trabajamos también en educación; es construir valores y principios en los corazones de las nuevas generaciones”.

Reiteró su agradecimiento a todos los sectores que se han sumado en este esquema de trabajo y señaló que “una prueba de ello es que antes solo habían 50 o 60 días de clases y eso es algo que no debemos olvidar, porque ahora llegamos a 200 y más de 200 días de clases y eso es gracias al compromiso de los maestros”.

El gobernante hizo un llamado para “priorizar que la niñez y la juventud sean lo más importante, porque antes las escuelas estaban cerradas y eso orillaba a los niños a tomar el consejo y el camino equivocado con malas amistades, y por eso es prohibido olvidar”.

“No podíamos actuar con irresponsabilidad y por eso se hace necesario traer a la mesa al padre de familia, y aunque este busque sobrevivir con el sustento diario, hoy debe entender que es clave subsistir con la educación”, añadió.

Una tarea gigante

Hernández recalcó sus llamados a diversos sectores de la sociedad, a los que consideró vitales para lograr los cambios que requiere el país en materia educativa y en favor de las nuevas generaciones y las perspectivas de desarrollo de Honduras.

“Esta tarea es gigante y no solo es responsabilidad del Gobierno”, dijo, para luego pedir el apoyo de “la población, que es la que debe tener confianza en estas nuevas estrategias educativas”.

“Los docentes deben ser valorados y reconocidos por su excelencia; los niños y jóvenes deben tener más aspiraciones y esperanzas para vivir en su país”, dijo Hernández.

Expresó que “la sociedad civil debe comprometerse con una educación transformadora y las empresas deben ser partícipes de las iniciativas e innovaciones educativas prioritarias, en temas como educación para el trabajo, modalidades alternativas, uso de tecnologías, entre otros aspectos importantes”.

Inversión nunca antes vista

Hernández anunció que el Gobierno está a dispuesto a destinar una buena cantidad de recursos provenientes de la Tasa de Seguridad, buscando articular el esfuerzo educativo con el de prevención y seguridad.

“Vamos a invertir como nunca antes en infraestructura educativa; hemos iniciado poco a poco y lo que viene es una gran inversión con recursos de la Tasa de Seguridad para traer a valor presente, unos años después, unos 3.500 millones de lempiras; es algo que no se había hecho”, afirmó Hernández.

Dijo que llegó el momento de “alinear los esfuerzos con la cooperación internacional para alcanzar mejores resultados y eso lo sabemos muy bien porque necesitamos avanzar en este importante tema para el país”.

Manos a la obra

El ministro de Educación, Arnaldo Bueso, afirmó que “hay condiciones habilitantes que permitirán hacer un gran esfuerzo, y hay un compromiso férreo por sacar adelante a la educación en Honduras y con eso solo falta poner manos a la obra”.

La representante de la Comisión de Transformación del Sector Educación y exministra de Educación, Rutilia Calderón, expuso que el compromiso “es una demanda para el desarrollo sostenible de nuestro país, y se debe transformar la Secretaría de Educación, para tener una Secretaría fuerte en sus capacidades y transparente y que goce de la confianza de la ciudadanía y la cooperación internacional para trabajar de manera alineada con los planes estratégicos”.

Calderón dijo que “ya tenemos una ruta con resultados a seis, nueve meses y 12 años, y ya estamos trabajando fuerte; incluso el ministro Bueso ha hecho compromiso de un plan de 100 días y la Comisión resultados a seis meses”.

…..

De interés

Líneas prioritarias del compromiso

– Inversión significativa para mejorar la estructura de centros masivamente con la participación de la comunidad local y los padres de familia.

– Concursos de docentes que garanticen la evaluación de méritos y transparencia.

– Sostener un mecanismo autónomo y efectivo de recepción y seguimiento de denuncias.

– Garantizar el cumplimiento de más de 200 días de clases.

– Complementar la transformación de las escuelas normales en centros de excelencia.

– Implementar recomendaciones de auditorías externas y mapas de riesgo en procesos de adquisiciones y contrataciones.

– Aprobar e implementar lineamientos para el uso de la transferencia municipal para educación.

– Implementar planes de mejora para institutos técnicos priorizados y escuelas agrícolas.

– Asignación presupuestaria para la implementación del Plan Estratégico del Sector Educación.