En Tegucigalpa: Presidente Hernández inaugura moderno edificio de Policía Nacional que ampliará seguridad en colonia San Miguel y zonas aledañas

IMG-20210309-WA0072.jpg
• Nuevo edificio de la Dirección Nacional de Prevención y Seguridad Comunitaria se construyó con fondos propios de la Policía a un coste de 66 millones de lempiras.
• Esta obra es parte del proceso de reformas que ha fortalecido a la Policía, subraya el mandatario.
• Antes las patrullas estaban embancadas en los municipios y no había presupuesto para arreglarlas, pero hoy existe una Policía diferente en talento humano, capacidades y respeto de la gente, dice Hernández.
 • La obra tiene capacidad para albergar más de 250 funcionarios policiales.
• Con la nueva instalación se mejorará la atención al público en general.
 *Tegucigalpa, 9 de marzo.* El presidente Juan Orlando Hernández inauguró hoy un moderno edificio para la Dirección Nacional de Prevención y Seguridad Comunitaria (DNPSC), en la colonia San Miguel de la capital, y destacó que obras como esta forman parte de la profunda reforma que ha afrontado la Policía Nacional en los últimos años para convertirse en una entidad con mayores capacidades, recursos y respeto de la población.
Al acto también asistieron el ministro de Seguridad, Julián Pacheco Tinoco; el general director de la Policía Nacional, Orbin Galo, y otras autoridades del Gobierno y policiales.
La obra se construyó con fondos propios de la Policía Nacional, a un coste de 66 millones de lempiras, tiene capacidad para albergar más de 250 funcionarios policiales y se edificó en el marco del fortalecimiento institucional y mejora continua de la institución.
La inversión de esta infraestructura también tiene como objetivo ampliar la seguridad de la colonia San Miguel y zonas aledañas, por ser esta una vía de acceso de mucha importancia en el país.
 *Los grandes cambios*
El presidente Hernández recordó que hace muchos años “me di cuenta que antes los policías no recibían ni el salario mínimo por arriesgar su vida para proteger la de los hondureños, algo que definitivamente ahora ha cambiado”.
«Antes las patrullas estaban embancadas en los municipios, no había presupuesto para arreglarlas, pero hoy es todo lo contrario, y hoy tenemos una Policía diferente en talento humano, capacidades y en el respeto de la gente», dijo el mandatario.
Según Hernández, la reforma que se puso en práctica ha dado resultado y no se  hubiese logrado, por ejemplo, la reducción de la tasa de homicidios, si no se hubiese mostrado voluntad política, y en Honduras se hizo porque se creyó que era lo mejor para el país.
Además dijo que si alguien estuviera vinculado al crimen organizado no se habría aprobado la extradición, tampoco las reformas para incautaciones de bienes o las reformas a nivel general en la Policía, y todo eso se hizo porque era lo mejor para Honduras.
Indicó que hoy se está poniendo en duda el trabajo de la Policía contra el crimen organizado en Honduras y se está haciendo en una oficina de Estados Unidos, pero reafirmo que son muchos los logros obtenidos, «y voy a poner el pecho y defender a esta institución, porque muchos han dejado la vida en labores de seguridad».
Remarcó el gobernante que siempre se le apostó a la lucha contra el crimen organizado y se logró reducir el paso de la droga por Honduras hacia Estados Unidos en más de un 84 %, y eso refleja el trabajo que se ha venido haciendo con mucha dedicación por parte de los entes de seguridad del Estado.
 *Después de Salud, sigue la Policía*
Por otro lado, expuso que la Policía Nacional se merece recibir todas las atenciones de parte del Estado y por eso en el proceso de vacunación contra la covid-19 después del personal de Salud siguen los miembros de la institución de seguridad.
«Hoy quiero confirmar que luego de vacunarse al personal de Salud, cuando lleguen las vacunas rusas, siguen los policías porque han estado arriesgándose durante toda la pandemia», manifestó Hernández.
Señaló que igual se va a necesitar la ayuda de la Policía en el proceso de vacunación porque se hace necesario aprovechar cada dosis, sabiendo que lo primordial es que la persona que recibió la primera dosis, también se le aplique la segunda para inmunizar de manera efectiva a toda la población.
El titular del Ejecutivo reconoció que la decisión de ser policía implica tener que arriesgar la vida por otras personas y por eso el Estado debe hacer su trabajo lo mejor posible para tratar en buena forma a estos seres humanos que lo han arriesgado todo.
 *Los cambios*
Hernández volvió a remarcar que «antes había patrullas en mal estado, salarios bajos, y hasta se pagaban las municiones, pero hoy eso no sucede porque forma parte de la reforma que ha tenido la Policía Nacional en los últimos años».
Dijo que se busca que todos los países amigos y aliados conozcan lo sucedido con la entidad, para que se den cuenta de todo lo que se ha hecho y no le sigan echando lodo a una entidad que ha tenido importantes reformas y cambios.
El mandatario afirmó que Honduras se va a levantar de problemas suscitados por la pandemia de covid-19 y las tormentas Eta y Iota, y entonces «le vamos a heredar a nuestros hijos un país diferente y la Policía Nacional va a ser parte importante en este proceso».
Comentó que es muy edificante ver en lo que se ha convertido la actual Policía Nacional y alegra y anima, pero también indigna que le quieran echar tierra a esta entidad, por el esfuerzo y los grandes cambios alcanzados en los últimos años.
 *El compromiso*
Por su parte, el general-director de la Policía Nacional, Orbin Galo, comentó que se continúa haciendo historia con la inauguración del moderno edificio para los funcionarios policiales.
«Tenemos un agradecimiento especial al presidente Hernández por el compromiso mostrado para mejorar las capacidades, instalaciones y recursos de nuestra entidad», dijo Galo.
Mientras tanto, el ministro de Seguridad, Julián Pacheco Tinoco, dijo que se sigue avanzando en el objetivo de mejorar la Policía Nacional, de ofrecer mejores condiciones a los funcionarios policiales, como ha sido el objetivo en los últimos años del presidente Hernández.
«Recuerdo que en un momento solo habían dos opciones: cerrar la Policía o reformarla, y usted señor presidente decidió que procediéramos a la reforma, y se han visto los resultados en capacidades, infraestructura y mejores resultados en favor de la población», aseguró Pacheco Tinoco.
Otro de los beneficios de la moderna jefatura tiene como objetivo mejorar la imagen de la Policía Nacional, además de potenciar el marco de seguridad con instalaciones de primer nivel para sus funcionarios.
Asimismo, con la nueva instalación se pretende mejorar la atención al público en general, con áreas adecuadas para la atención ciudadana.
El moderno edificio está diseñado para afrontar sin mayores problemas el crecimiento futuro de la población del sector, y también cuenta con áreas de lavandería, cafetería, plaza pública de acceso al complejo, y un amplio estacionamiento.
Con este plan de construcción se contribuye a mejorar la convivencia ciudadana en Honduras, a través de la mejora continua de la institución policial, y que redunda en el fortalecimiento del esquema de seguridad en la capital.
Contiguo al nuevo edificio se construye una instalación administrativa que albergará parte de las oficinas que se encuentran aún funcionando en el vetusto local de Casamata.
WordPress Lightbox Plugin