Gobierno entrega 1.000 plantas de coco a 40 productores garífunas para potenciar este cultivo tradicional

IMG-20210202-WA0075.jpg
• Las 1.000 plantas representan 40 Bonos de Solidaridad Productiva a razón de 25 unidades y un saco de fertilizante para cada beneficiario.
• 20 familias de Sambo Creek y 20 de Corozal reciben este apoyo.
• Plan Nacional del Coco pretende repoblar zonas donde se perdió ese árbol por la enfermedad del amarillamiento letal.
*Corozal (Atlántida), 2 de febrero* . El Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández entregó este martes 1.000 plantas de coco, 500 para la comunidad de Corozal y 500 para Sambo Creek, en Atlántida, que representan el Bono de Solidaridad Productiva para 40 productores garífunas con el objetivo de potenciar el desarrollo de este cultivo y reforzar la tradición agrícola de esta etnia de Honduras.
El Bono de Solidaridad Productiva en el Plan Nacional del Coco implica la entrega de 25 plantas a cada productor, más un saco de fertilizante.
Las 1.000 plantas (40 bonos) fueron entregadas por el ministro de Agricultura y Ganadería, Mauricio Guevara, en representación del presidente Hernández, en un acto que se llevó a cabo en Corozal.
Los bonos se distribuyeron entre 40 beneficiarios del departamento de Atlántida, 20 entregados en Sambo Creek y 20 en Corozal. Todas las plantas son de las variedades Enano Verde y Coco Aceitero.
Las 25 plantas fueron entregadas a cada productor  junto con un quintal de fertilizante; el bono está planificado para cultivar 1.000 metros cuadrados.
Las variedades enanas producen a los 3 años de vida y las aceiteras a los 7 años. Cada planta puede producir 100 nueces por año y la vida productiva es de 25 años.
Estas variedades locales son tolerantes al amarillamiento letal, enfermedad que ha afectado las plantaciones de coco en los últimos años, lo que permite asegurar la producción.
*Un importante insumo*
El director regional de los Pueblos Garífunas e Indígenas, Eduardo Manaiza, indicó que la entrega de plantas de coco es una gran iniciativa porque permitirá repoblar las zonas que se han perdido en los últimos años.
«Este es un buen proyecto; esperamos que esto abarque a todas las regiones, desde Cortés hasta Gracias a Dios, porque representa el objetivo de recuperar los plantíos de coco que se han ido perdiendo con el paso del tiempo por el amarillamiento letal», dijo Manaiza.
Sandra Sandoval, una de las beneficiarias, catalogó la entrega de plantas de coco como un programa que permitirá rescatar uno de los principales insumos para no menos de 25 platos de la etnia garífuna.
«Es muy importante, porque esto permitirá recuperar los cocos que se han perdido en las playas y en las comunidades garífunas, y esperamos que esto permita incluso generar fondos para los pobladores», dijo Sandoval.
Hudson Sánchez, presidente del patronato de Corozal, consideró que el programa permitirá a muchas familias recuperar la tradición de sembrar y cultivar cocos, una planta que es muy importante en la dieta de los pueblos garífunas.
La gobernadora política de Atlántida, Noelmy Arzú, expresó que el programa permitirá a muchas familias retomar una de las costumbres que genera importantes beneficios en las comunidades garífunas, el cultivo del coco.
 *Para preservar*
El ministro de Agricultura y Ganadería, Mauricio Guevara, afirmó que el Plan Nacional del Coco «es una iniciativa que busca favorecer a este sector que necesita cultivar esta planta y que busca preservar esta importante modalidad de cultivo en Honduras».
Refirió que así como se ha iniciado el plan de vacunación de 112,000 vacas en departamentos como Colón, Atlántida, Yoro, Cortés y Santa Bárbara, también se trabaja para seguir fortaleciendo a los sectores productivos de la Costa Norte.
Según Guevara, el Plan Nacional del Coco busca repoblar las zonas donde se ha perdido esa importante planta a causa de la enfermedad del amarillamiento letal.
El ministro indicó que se planificó trabajarlo como un programa de beneficio social, buscando favorecer la repoblación del coco en sectores donde había desaparecido.
*Población empresarial*
El funcionario destacó que se quiere mantener la tradición del coco, pero ahora como tema de cultivo, en especial con el coco de agua y el de carne, pero ya no como algo que está en la zona, sino como un esquema de producción sostenida.
Aseguró que el eslogan del Programa No Están Solos también es para el pueblo garífuna, porque es parte importante de Honduras y pronto estará el presidente Hernández en la zona como portador de buenas nuevas para estas comunidades.
También indicó que el plan busca transformar al pueblo garífuna en una población empresarial, intentando que se pueda convertir y fortalecer los negocios de manera importante, incluso exportando productos al exterior.
«De aquí nadie nos para; seguiremos trabajando fuerte para convertir estos cocoteros en cultivos tecnificados en toda la zona garífuna», manifestó Guevara.
*Para reforzar la tradición agrícola*
El Bono de Solidaridad Productiva está dirigido a grupos organizados (cooperativas, asociaciones, cajas rurales) con el objetivo de aumentar los niveles de productividad y reforzar la tradición agrícola de esta emblemática etnia de Honduras.
En el departamento de Atlántida se han entregado bonos de frijol, maíz, sorgo, pitahaya y aguacate por parte del Bono de Solidaridad Productiva de Postrera.
Con el programa del Bono Cafetalero se apoyó a los productores con fertilizante.
WordPress Lightbox Plugin