Se cumple promesa del presidente Hernández: Operación No Están Solos entrega limpia la colonia Real del Campo de San Manuel, Cortés

IMG-20210120-WA0007.jpg
• Vecinos y dirigentes de Real del Campo reconocen acciones de la Operación No Están Solos y aseguran que este programa es real.
• La colonia “está apta para que las familias retornen a sus hogares y puedan continuar con su vida normal”, destaca encargado de trabajos por parte de FFAA, teniente coronel Jorge Rivera Castañeda.
• 700 toneladas de basura se sacaron de Real del Campo en 35 días, señala ingeniero David Morán, encargado de limpieza de Operación No Están Solos.
• Más de 380 familias han sido favorecidas gracias a la Operación No Están Solos en esta colonia.
*San Manuel (Cortés), 19 de enero.* Promesa cumplida. El Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández entregó hoy limpia la residencial Real del Campo que está ubicada en el municipio de San Manuel (Cortés) y que fue afectada por las tormentas tropicales Eta y Iota.
El presidente del patronato de la Real del Campo, Oscar Omar Elvir, informó que 380 familias han sido favorecidas gracias a la Operación No Están Solos, que es una iniciativa del presidente Hernández y que tiene como objetivo primordial ayudar a que la población afectada del Valle de Sula y otras zonas afectadas regrese a sus hogares lo más pronto posible.
Los equipos de trabajo estuvieron limpiando durante 35 días la residencial Real del Campo, de donde sacaron 700 toneladas de basura, informó el ingeniero David Morán, encargado de las labores de limpieza de la Operación No Están Solos.
“Aquí se dieron grandes daños y el agua llegó hasta el nivel de techo por las inundaciones de ambos huracanes; tuvimos cunetas tapadas y no había acceso para que el agua saliera porque estaba estancada”, explicó Morán.
Consideró que la Operación No Están Solos genera esperanza a la población hondureña que fue afectada por ambos fenómenos meteorológicos.
“Tuvimos retroexcavadoras, cisternas de agua para limpiar las calles y volquetas. Más de 700 toneladas logramos sacar”, precisó Morán.
El encargado de las obras de limpieza de Real del Campo por parte de las Fuerzas Armadas, teniente coronel de Infantería Jorge Rivera Castañeda, dijo que “nuestra misión primordial en el distrito número cuatro de San Manuel (Cortés) es aliviar la situación que sufrieron ellos por estos dos fenómenos”.
Explicó que las Fuerzas Armadas ejecutaron acciones de limpieza en viviendas, calles y cunetas para que las familias retornaran a sus hogares.
“Se declara que se han finalizado las tareas de restauración y de limpieza en esta colonia y está apta para que las familias retornen a sus hogares y puedan continuar con su vida normal”, indicó el oficial.
Agregó que “esta fue una de las colonias más afectadas del municipio de San Manuel (Cortés) y hoy hemos llegado a un feliz término”.
“Las personas y vehículos pueden transitar aquí sin ningún problema; podemos decir misión cumplida en esta colonia Real del Campo y ahora seguiremos en otros sectores. Esta es la Honduras con hechos y no palabras”, afirmó Rivera Castañeda
 *Un nuevo comienzo*
Las máquinas se han marchado y las calles  de la colonia Real del Campo lucen limpias, la gente transita con normalidad y los niños juegan en sus bicicletas como si nada hubiera pasado.
Los vecinos de la colonia Real del Campo han hecho a un lado el mal recuerdo que les dejó Eta y Iota, y ahora tienen un nuevo comienzo de sus vidas.
*Operación No Están Solos es real*
Asimismo, reconocieron las acciones de la Operación No Están Solos y aseguraron que este programa es real.
“Gracias a la ayuda de la Operación No Están Solos ya se mira mejor nuestra colonia; aquí esperamos más de 20 días para que el agua bajara en su totalidad. Esto era un río”, recordó el vecino Porfirio Gómez.
Apuntó que sin la ayuda de la Operación No Están Solos “yo creo que esto estuviera en un 40 por ciento de limpieza”.
“Crean en este programa, porque aquí es un hecho que todo está limpio. La Operación No Están Solos es una realidad”, aseguró Gómez.
Lidia Herrera, otra vecina de la colonia, se acercó a la plática acompañada por su esposo, Mártires Hernández, y también recordó que vivieron momentos difíciles con el paso de Eta y Iota.
“Tuvimos el agua hasta el cuello, porque era una lodacera que no se podía pasar y todo el mundo usaba botas”, relató Herrera.
“Era ´macaneado´, pues tuvimos el agua hasta el techo entre noviembre y diciembre, pero ya las botas de hule ya las guardamos” porque están limpias las calles, dijo entre risas Hernández, mientras abrazaba con alegría a su esposa.
“Vivimos literalmente un éxodo, salimos huyendo de nuestras casas por este desastre que no lo esperábamos y agradecemos a Dios porque resguardó nuestras vidas y ahora vivimos con esperanza y estamos alegres, porque hemos regresado a nuestras casas”, explicó Boris López, también habitante de Real del Campo.
Expresó que “perdimos casi todo en lo material, pero estamos llenos de esperanza y confiando que vamos a salir adelante; doy fe de que han trabajado con la operación y ha sido exitoso el trabajo”.
La paz y tranquilidad imperan en la colonia Real del Campo. Los vecinos respiran otros aires, llenos de ilusión, pues han recobrado las fuerzas para retomar sus vidas con normalidad.
WordPress Lightbox Plugin