Operación No Están Solos limpia el 90 % de Baracoa, Cortés

Screenshot_20210113_161913.jpg
• Casi 1.000 familias beneficiadas con la limpieza de calles y viviendas.
• Calles de comunidades de El Mango, Los Cruces y Kilómetro 6 ya están libres de escombros y lodo.
• «Se ha visto la ayuda y una prueba de ello es que ya El Mango está totalmente limpio”, dice Gumercinda Gutiérrez, líder patronal de esa comunidad.
• «Estos trabajos nos han permitido sacar toda la basura, algo que no habríamos podido hacer por nuestra cuenta», expresa Julio Gutiérrez, dirigente de la Cooperativa Esperanza Campesina
• Inician trabajos de limpieza en la comunidad de El Calán.
*Baracoa (Cortés), |3 de enero.* Los equipos de limpieza de la Operación No Están Solos han habilitado hasta este miércoles el 90 % de la aldea de Baracoa, municipio de Puerto Cortés, y hoy iniciaron el proceso de intervención en el sector de El Calán, a donde no se había llegado porque se requería abrir paso por otras comunidades.
En Baracoa, en las comunidades de El Mango, Los Cruces y Kilómetro 6, las labores de limpieza y remoción de escombros han permitido que 997 familias retornaran a sus hogares para iniciar con la rehabilitación de viviendas.
El trabajo inició el 16 de diciembre del año pasado y desde entonces se han sacado de diferentes comunidades más de 15.000 metros cúbicos de desechos y lodo.
Una de las comunidades a la que no se había logrado acceder era El Calán, pero este miércoles se iniciaron las labores de intervención para cerrar el periodo de trabajo en toda la zona de Baracoa.
Gumercinda Gutiérrez, líder patronal de El Mango, comentó que «se ha visto la ayuda y una prueba de ello ha sido que ya El Mango ustedes pueden ver que está totalmente limpio, y hasta nos han ayudado a limpiar las casas».
Julio Gutiérrez, dirigente de la Cooperativa Esperanza Campesina, también agradeció porque «estos trabajos nos han permitido sacar toda la basura, algo que no habríamos podido hacer por nuestra cuenta».
 *Más de 990 familias beneficiadas*
El ingeniero supervisor, Rodrigo Pineda, afirmó que hasta este miércoles «son 997 familias las que han sido beneficiadas al habilitar las calles principales y botar los desechos que muchos vecinos fueron sacando de sus hogares».
Indicó que en «la zona que había quedado pendiente, que era la de El Calán, se inició con las labores este día luego de habilitar paso por diversos sectores previos y que necesitaban de trabajos para abrir carreteras”.
Pineda aseguró que El Calán es la única zona que quedaba pendiente de trabajos, pero «ya se inició con diversa maquinaria, porque lo primero es habilitar las calles principales para luego proceder a sacar lo que han logrado limpiar los vecinos de sus hogares».
 *Inundación de más de dos metros*
La jovencita Leydi Maldonado todavía hoy trabajaba en sacar algunos desechos del terreno de su vivienda en Kilómetro 6 y agradeció a la Operación No Están Solos, que por medio de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) «limpió todas las calles y varias casas de familias que solicitaron el apoyo de la maquinaria» para sacar lodo y desechos.
Cerca del hogar de Maldonado vive doña María Orellana, de 72 años, quien agradeció que se llevaran la basura que iba saliendo «porque nosotros de dónde íbamos a pagar para que nos vinieran a limpiar las calles».
También Luis Díaz Rivera, quien pasaba en su bicicleta luego de salir a comprar unas tortillas, con 42 años de vivir en Kilómetro 6, dijo que «las máquinas tienen trabajando ya varios días y se nota todo el trabajo que han hecho; todo está limpio, en comparación a como quedó luego de las inundaciones».
La zona de Kilómetro 6 es la penúltima colindante con El Calán, a la que se accede por medio de un puente que cedió ante las aguas de los ríos Chamelecón, Ulúa y El Botija que se salieron de sus cauces y provocaron serios daños en viviendas y calles de acceso.
La pobladora Mayra Moradel recordó que «el agua llegó hasta el techo y el lodo a la mitad de la casa, pero nos han apoyado sacando el lodo y la tierra, además de la basura que ha ido saliendo de las casas, algo que nosotros no podíamos hacer».
En Baracoa Pueblo, Karla Patricia Gómez también se mostraba optimista de poder levantarse de la crisis, porque a pesar de haber perdido su casa y todas las pertenencias «vinieron a ayudarme a limpiar el terreno y hasta me consiguieron un relleno para empezar a construir de nuevo».
La Operación No Están Solos, en lo que va de 2021, ha sacado más de 25,000 metros cúbicos de desechos de zonas del Valle de Sula que resultaron seriamente afectadas por las tormentas Iota y Eta.
WordPress Lightbox Plugin